Jorge Schmidt Nieto

Punto de vista

Por Jorge Schmidt Nieto
💬 0

El nuevo hombre en la vida de Donald Trump

Volodimir Zelenski reemplazó a Vladimir Putin como el hombre del escándalo en la presidencia de Donald Trump. El centro de atención se movió poco, de Rusia a Ucrania, de Moscú a Kiev. El problema es el mismo, el Presidente de Estados Unidos permitió y promovió la intervención de un presidente extranjero en la política interna de su país. En ambos casos, lo hizo para obtener una ganancia política personal. Las investigaciones congresionales no provienen de una cacería de brujas, sino de una sospecha de interferencia foránea indebida.

Zelenski es un fenómeno de la joven política ucraniana que tuvo una carrera artística de ensueño. Comenzó en la pantalla chica a los 17 años y su fama fue instantánea. Ha trabajado exitosamente en todos los aspectos del cine y la televisión, pero su paso a la política surgió del personaje de presidente que popularizó en su comedia televisiva Servidor del Pueblo. Zelenski, al igual que Trump, maneja magistralmente los medios de comunicación. Obtuvo 73 por ciento de los votos cuando fue electo en abril de este año y mantiene niveles altos de popularidad.

El impeachment de Trump se basa en que intentó extorsionar a Zelenski, reteniendo el envío de ayuda militar que el Congreso había aprobado, hasta que Ucrania acusara públicamente a Joe Biden de violar la ley en su país. Lo puede hacer porque las fuerzas armadas ucranianas dependen del apoyo estadounidense para enfrentarse al armamento ruso, que utilizan los rebeldes separatistas del Donbás desde su insurrección en 2014. Putin, que anexó la península de Crimea por la fuerza ese año, pretende adueñarse de otro pedazo del territorio ucraniano, usando como excusa la protección de ciudadanos rusos en la zona del conflicto. Los rebeldes ya habrían triunfado, si no fuera por la ayuda estadounidense.

La asistencia militar comenzó con Barack Obama y ya suma $1,500 millones. Ucrania representa un muro de contención entre Rusia y Europa, tanto por tierra como por el Mar Negro. Además, es el tercer mayor exportador de granos del mundo, tiene una enorme reserva de shale gas y por su territorio pasan varios gasoductos dirigidos a Europa.

La población ucraniana se divide en su apoyo a Rusia o a la Unión Europea. Las protestas masivas conocidas como Euromaidán, removieron en 2013 a un presidente por revocar un acuerdo comercial con la Unión Europea. Zelenski, a pesar de ser un celebrity en Rusia, por sus taquilleras películas, se inclina hacia Europa. Eso, por supuesto, le conviene a los intereses geopolíticos estadounidenses.

Trump antepuso su conveniencia política personal a los intereses del país. Presionó a un aliado para beneficiarse electoralmente, arriesgando enajenar a un socio valioso frente a Rusia, su mayor rival en Europa. Zelenski señala que anhelaba ser famoso, pero no de esa manera. Es que su mayor preocupación como presidente no es fiscalizar a los opositores políticos de Trump,sino la posible secesión del Donbás y la pérdida de su soberanía a manos de Moscú. Un presidente estadounidense enfocado en los intereses de su país, sabría eso.

Otras columnas de Jorge Schmidt Nieto

domingo, 3 de noviembre de 2019

Temporada de huracanes para Trump

El profesor Jorge Schmidt Nieto Trump argumenta sobre el juicio político al que será sometido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Residenciar a Trump, un reto político

La opinión pública se convertirá en el verdadero jurado en este proceso. Ahí colocan sus apuestas los demócratas, argumenta Jorge Schmidt Nieto

viernes, 30 de agosto de 2019

Puerto Rico, un balón político de Trump

El racismo de Trump contra los latinos es personal e irracional. Sin embargo, su manipulación de la xenofobia es una estrategia fríamente calculada para ganar votos

💬Ver 0 comentarios