Iván Garau Díaz

Tribuna Invitada

Por Iván Garau Díaz
💬 0

El nuevo modelo económico estadoista

La ruta de las mayores probabilidades es que tendremos un nuevo gobernador estadista que juramentará el 2 de enero de 2017. A él le corresponde la reconstrucción social, económica y política del país que garantice la voluntad mayoritaria del pueblo, del 60%, que votó en el último plebiscito por la estadidad, sin subordinación colonial ni territorial a los poderes plenos del Congreso, que garantice nuestra cultura, idioma e identidad propia.

Como bien sabemos, en Puerto Rico se hizo el experimento de tratar de resolver el problema económico a través del status colonial y territorial del Estado Libre Asociado, y su fracaso puede convertirse en una experiencia aleccionadora para orientarnos por el camino del proceso de descolonización con un modelo económico sostenible que se traduzca en un verdadero progreso para todo el pueblo, en obras públicas, sistema escolar, salud y salarios adecuados. La estadidad implica el mayor beneficio económico y de libertades individuales para nuestra gente.

El nuevo gobierno debe estar compuesto por un equipo de servidores probos, honrados y leales, comprometidos con el estímulo para sobreponer los actuales obstáculos fiscales y económicos, con miras a realizar nuestras aspiraciones y rechazar aquellos que no conducen a su realización. 

Gracias a la libertad política de nuestro país, seleccionamos por mayoría absoluta de votos emitidos en una consulta de status a esos efectos, la ruta de culminar la igualdad de la ciudadanía americana que salvaguarda la Constitución de los Estados Unidos con la integración con los Estados Unidos, manteniendo nuestra identidad y los valores espirituales de la cultura autóctona que  permita implantar las legítimas aspiraciones de bienestar, prosperidad y felicidad.

 En ese cambio político y económico que es capaz de resolver nuestros problemas de pobreza, es esencial promover y aumentar la inversión de capital externo en Puerto Rico con un modelo de incentivos específicos para los próximos 10 años. Es necesaria una legislación fiscal que modifique la actual para que sea más justa y apropiada al propósito de estimular la expansión industrial y que sirva para asegurar los servicios públicos esenciales al pueblo en cuanto a un extenso sistema de educación pública con mejores horizontes para el bienestar del puertorriqueño y sus familiares.

Puerto Rico cuenta con un gran número de académicos, profesionales, comerciantes e industriales que, junto con nuestros trabajadores, contribuyen al engrandecimiento y progreso del país para que todos podamos seguir teniendo el liderato cultural y económico en un mundo de tiempos revueltos, de ataques terroristas destructores de la humanidad.

Porque se ha trazado un acta de estadidad para principios de enero de 2017 al amparo de la bandera de los Estados Unidos y sus jurisdicciones, por el voto mayoritario de los electores. Puerto Rico no es un problema para los Estados Unidos. Por elcontrario, constituye un reto para nuestros conciudadanos continentales de trascendencia internacional. Nuestros problemas actuales económicos son responsabilidad de los Estados Unidos y de Puerto Rico por igual. No puede existir una ciudadanía americana de segunda clase y tenemos derecho a recibir las mismas ayudas económicas que los demás estados, en particular para la salud.

Nuestro triunfo será la demostración ante el mundo que la ciudadanía americana es igual para todos y los principios que ella representa marcan el camino del progreso, tanto en el orden económico como en el orden político, que sirven de base para el nuevo plan que infunde esperanza a los pueblos subdesarrollados.

     La agenda del nuevo gobierno en los primeros 100 días será:

     1. Informar al país el equipo de trabajo honrado del nuevo gobierno compuesto por un grupo de expertos en economía, ciencias, finanzas y energía para implantar el Plan para Puerto Rico específico y preciso. Ya dio comienzo el banco de talento del Plan para Puerto Rico.

     2. Presentar al Congreso de los Estados Unidos a través de la Comisionada Residente el acta de decreto de estadidad mediante un anteproyecto de ley con los pasos esenciales para la descolonización de Puerto Rico.

     3. Es de urgencia una nueva legislación fiscal, justa y apropiada para estimular la economía, la expansión industrial, que disminuya el desempleo y sirva para asegurar adecuados servicios públicos al pueblo y un efectivo sistema de educación pública y de salud con un gran sentido de responsabilidad social.

     La Estadidad representa con precisión la forma más alta de incorporación con igualdad de ciudadanía americana sin inferioridad política y económica. El nuevo gobierno debe ser participativo, inclusivo y expansivo para Puerto Rico. El nuevo gobierno debe impulsar la ciencia administrativa que produce excelencia y asesores en las complejidades con los más adelantados en la ciencia, ingeniería, abogacía, economía, finanzas y en la salud pública.

     El nuevo gobierno debe implantar su plan para combatir la corrupción para un gobierno eficiente, rápido y con menos contribución sobre ingresos y sobre los artículos de consumo.

Otras columnas de Iván Garau Díaz

viernes, 6 de octubre de 2017

Despierta nuestra gratitud

El licenciado Iván Garau argumenta sobre el agradecimiento que tenemos los puertorriqueños por las ayudas que hemos recibido en momentos de crisis

jueves, 14 de septiembre de 2017

Irma acentuó la solidaridad boricua

El abogado Iván Garau reflexiona sobre los gestos solidarios que han aflorado en la isla tras el paso del huracán Irma

💬Ver 0 comentarios