José Bauzá

Punto de vista

Por José Bauzá
💬 0

El oro y la gira internacional de Guaidó

Faltando un tramo para llegar al cementerio, el coche fúnebre que llevaba los restos de Fidel Castro perdió una rueda. 

Dio mucha lástima ver a sus camaradas de batallas y luchas cargar estoicamente el coche hacia el camposanto.

Juan Guaidó regresará de su gira internacional y demostrará otra vez más que tiene a Nicolás Maduro y los chavistas metidos en su bolsillo.

Venezuela es muy codiciada por los grandes empresarios del planeta. Posee las reservas mayores del oro negro del mundo, y mucho oro.

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo preparó la gira de Guaidó, coincidiendo ambos en Bogotá, Colombia durante la III Cumbre Hemisférica Contra el Terrorismo el pasado lunes 19 de enero. Se informa que Elliot Abrams también estaba allí.

Todavía se desconoce cómo salió Guaidó de Venezuela, donde tiene una prohibición de salida. Tal vez, como en febrero de 2019, el grupo Los Rastrojos puedan haberlo ayudado a pasar la frontera hacia Colombia. Por supuesto, esta vez no habrá fotos, de ser así.

El presidente colombiano Iván Duque lo recibió en alfombra roja y se tomaron fotos.

De Colombia viajó al Reino Unido, y se tomó fotos, primero con Dominic Raab, el canciller, y luego con Boris Johnson, el primer ministro, que en las fotos se veía “jorobado”, tal vez porque Guaidó pudo haberle mencionado las reservas de oro de Venezuela valoradas en $1,200 millones, confiscadas por el Banco de Inglaterra hace par de años.

Tomadas las fotos, Guaidó continuó su gira internacional viajando a Bruselas, donde se reunió con el español Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea Para Asuntos Exteriores y Políticos de Seguridad.

Borrell, famoso por su participación contra la legendaria Lola Flores en aquella acusación por fraude contributivo (la actriz salió absuelta) también estuvo relacionado con la empresa internacional Abengoa, que se vip envuelta en el conocido accidente de 1993, “la Tragedia de las Tejerías”, donde fallecieron más de cuarenta personas en Caracas. En tiempos del gobierno de Hugo Chávez el Tribunal Supremo de Justicia falló en su contra.

Guaidó se tomó las fotos con Borrell y siguió a Davos, Suiza.

Ante los miembros del club exclusivo del Foro Económico Mundial, los “Fat cats in the snow” (“Gatos gordos en la nieve”), como los llamó el rockero Bono, se presentó Guaidó.

En su discurso hizo hincapié en el oro. Dijo específicamente que hay que detener la extracción que está llevando a cabo el gobierno de Maduro para sobrevivir a las sanciones económicas que Estados Unidos le ha impuesto.

No hubo mucha receptividad en Davos. Tampoco el presidente Donald Trump se reunió y tomó fotos con el “presidente interino” de Venezuela.

Guaidó siguió a París, y se tomó fotos con Emmanuel Macron, firmando el “Libro de Oro”.

Luego viajó a Madrid, que aunque Pedro Sánchez dijo que no lo recibiría.

Por lo que se infiere, el oro (tanto el que brilla como el “negro” del petróleo), es el denominador común de la crisis venezolana y también de esta gira internacional de Guaidó.

Desde Troya, los bloqueos nunca han fallado. Es cuestión de tiempo que Maduro se vea obligado a capitular.

También Irán, Corea del Norte, Cuba. Y cualquier país pequeño y débil que tenga la insensatez de sacar pecho a Estados Unidos.

Ya en agosto de 2018, Maduro sufrió frío cuando los drones intentaron sacarlo del panorama.

El pobre Fidel Castro se rebeló a más no poder contra Estados Unidos, y aunque solía recordar a José Martí con aquello de que “toda la gloria del mundo está en un grano de arroz”,  se hubiera merecido un carruaje fúnebre mejor.

Otras columnas de José Bauzá

miércoles, 5 de febrero de 2020

La democracia manipulada

La incursión de la práctica del “reality show” ha puesto al descubierto lo que verdaderamente es la industria de la política, dice José Bauzá

domingo, 5 de enero de 2020

La bandera roja en Irán

José Bauzá comenta la decisión de Donald Trump al ordenar una ofensiva contra Irán el pasado vierne

viernes, 3 de enero de 2020

El terrible costo de amenazar a Trump

Los presidentes y jefes de gobierno no son insensibles y reaccionan como cualquier tipo común. Lo lamentable es que su violencia sirve de ejemplo, escribe José Bauzá

sábado, 28 de diciembre de 2019

Navidad del ayer

José Bauzá rememora las estampas del pasado que dieron vida a su espíritu navideño.

💬Ver 0 comentarios