José Cruz López

Desde mi perspectiva

Por José Cruz López
💬 0

El peligro de las sobrecargas y sus consecuencias: parte 1

Creo pertinente y necesario compartirles una preocupación muy genuina con relación a la cantidad de lesiones con daños estructurales en atletas adolescentes y jóvenes que estoy atendiendo en mi clínica, y por la cantidad de correos electrónicos y llamadas que recibo a diario.

Frecuentemente recibo a adolescentes que desde sus inicios en el deporte sufren lesiones estructurales serias; escucho cantidad de historias relacionadas a lesiones o lastimaduras de cuidado. Esto está ocurriendo en prácticamente todos los deportes y disciplinas en la isla.

En adolescentes, el tejido blando –entiéndase músculos, tendones, cartílagos y ligamentos, en edades entre los 12 y 17 años- se encuentra en pleno desarrollo e incluso en crecimiento.

Una lesión por sobrecarga ocurre cuando una parte específica del cuerpo es sometido a demasiado esfuerzo repetitivo. El movimiento repetitivo en exceso presenta traumas en zonas articulares, cercano al crecimiento de cartílagos, tendones y ligamentos. Las tendencias apuntan a  hombro, codo, rodilla, cadera y tobillos como las articulaciones más propensas a sufrir daño estructural.

¿Qué es el daño estructural?

Es el proceso mediante el cual se ve afectada alguna parte de nuestro cuerpo, en este caso alguna articulación a través del daño de un ligamento, tendón, cartílago, y en el peor de los casos, envuelve músculos.

Los ejemplos más comunes son:

Codo - donde el daño del ligamento ulnar colateral UCL trae como consecuencia cirugía y rehabilitación (conocida como Tommy John) de aproximadamente entre 8 a 15 meses dependiendo del deporte que realice. Esta lesión en el béisbol es bien común.

Rodilla - donde el daño del ligamento cruzado anterior limita por completo la actividad física  deportiva, incluso las actividades del diario vivir. Su rehabilitación conlleva un proceso de 8 a 12 meses. Esta lesión es bien popular en el fútbol, voleibol y baloncesto. Otras lesiones frecuentes son rotura de menisco, el tendón patelal y cartílago.

Hombro - las más comunes son estas dos:

Déficit de rotación interna producto de una sobrecarga de movimientos que en su mayoría biomecánicamente no son correctos y, a su vez, la mayoría de estos adolescentes o jóvenes aún están en desarrollo de ese tejido blando y musculación los cuales acompañan al tejido óseo donde en conjunto trabajan de forma coordinada para permitir una gran variedad de movimientos en una articulación universal, la que más movimientos posee.Lesiones del rotator cuff (manguillo rotador) es el problema más común de hombro. El 76% de las consultas de hombro se deben a algún problema que envuelve el supraespinatus, infraespinatus, teres minor o subescapular, músculos protagonistas del llamado rotator cuff.

Todo lo antes mencionado es con el propósito de concienciar y educar a padres, entrenadores, dirigentes y personal en general.

Hoy día, debido a la influencia de las redes sociales, los medios audiovisuales y el auge de los deportes profesionales, los niños y adolescentes se ven expuestos a rutinas y calendarios deportivos que no van a la par con su desarrollo.

Disciplinas como el béisbol, baloncesto, voleibol, pista y campo, fútbol, entre otros, presentan un calendario semanal en el que no existen espacios para el descanso y la regeneración. Prácticas de las escuelas o colegios, prácticas de los clubes privados, y juegos los fines de semana, y en ocasiones, de 3 a 4 juegos en un mismo día. A esto se le añaden múltiples torneos y calendarios de viaje.

Si echamos un vistazo a las cargas por edad y deportes debemos tomar en cuenta ciertos factores de suma importancia. Si se programa un plan de trabajo responsable y estructurado en cada disciplina, no deben pasar por alto los siguientes factores.

Duración de cada entrenamiento.

Especificidad del mismo - deporte -  edad - destrezas.

Si practica más de una disciplina.

Si participa en algún club privado aparte de su colegio o escuela.

En el deporte siempre hay riesgos de sufrir alguna lesión, pero debemos entender la diferencia de las lesiones por sobrecarga, las cuales ponen en peligro la carrera de cualquier atleta a cualquier edad.

En la segunda parte escribiré sobre los riesgos, la salud de la población infantil y juvenil, y sobre las tendencias a trabajar el deporte como un negocio desde temprana edad.

(El autor es Fisiólogo del Ejercicio y posee un centro de desarrollo y capacitación. Puede ser contactado al correo electrónico: [email protected]

Otras columnas de José Cruz López

domingo, 19 de mayo de 2019

Consejos para mejorar la eficiencia física en la tercera edad

La calidad de vida en los adultos de la tercera edad depende, en gran medida, de cómo se encuentre su salud y el funcionamiento de órganos vitales como el corazón, el sistema músculo esqueletal y el sistema endocrino.

domingo, 12 de mayo de 2019

5 aspectos fundamentales en la salud de un atleta

Aparte de la estructura del entrenamiento físico existen cinco aspectos fundamentales en la carrera de un atleta, que trabajados en forma de eslabones serán determinantes para su éxito.

domingo, 5 de mayo de 2019

¿Cómo manejar la frustración de una lesión?

Existen un gran número de pruebas y testimonios en los que se reconoce que practicar con regularidad deportes o tener otras actividades físicas, trae beneficios psicológicos, sociales, emocionales y fisiológicos a la vida de cualquier ser humano. Dichos beneficios se proyectan desde edad temprana en una mayor autoestima, un mejor estado de ánimo, conducta y resultados académicos positivos.

💬Ver 0 comentarios