Víctor M. Santiago Noa

Tribuna Invitada

Por Víctor M. Santiago Noa
💬 0

El peligro de no vacunar a los niños

Ha surgido un movimiento de mantener niños sin vacunar. Este movimiento cita artículos sin base científica alguna, basado en casos aislados o sobre lo que le pasó a un amigo de un familiar. 

El movimiento anti vacunas cita casos resueltos en el tribunal federal llamado “Office of Special Masters”. Este tribunal no sigue las reglas de los tribunales regulares. Los casos de supuestos daños por vacunas podían durar en corte años y al final los costos del juicio podían absorber las compensaciones, si alguna. El tribunal se creó en 1986 para ventilar quejas sobre “malos efectos de las vacunas”. La mayoría de las veces, estos casos se transan, ya que resulta mucho más económico para ambas partes. Sin embargo, no se examinan a fondo los datos de cada caso en particular. El propósito del tribunal es aligerar los procesos y mantener a los litigantes libre de procesos largos y costosos. El tribunal se sostiene mediante un impuesto de 75 centavos por vacuna administrada. En los casos transados no hay admisión de culpa por parte de los productores de vacunas, ni hay admisión de las autoridades de salud que las vacunas son dañinas. 

Luego de este trasfondo, miremos cuál ha sido el efecto de las vacunas en cuanto a enfermedades trasmisible.

En mi niñez veía compañeros morir de sarampión, varicelas, tifus, polio y tosferina. También veía los efectos en muchos de los que no morían. El pulmón de hierro, las deficiencias intelectuales por encefalitis o las horribles orquitis, que dejaban al individuo estéril. Además, ocurrían muertes por tétano. Entonces, las estadísticas de muertes por viruela eran apabullantes. Mientras he sido médico he visto desaparecer la viruela. No veo casos de tosferina, sarampión, tifus, tétano ni polio. La viruela fue erradicada mundialmente. Esa es la realidad de las vacunas. 

Hay personas vulnerables que no pueden ser vacunadas porque tienen su sistema inmunológico comprometido. Hay bebés de muy corta edad que todavía no pueden ser vacunados. La protección para estos individuos se basa en que la población en general esté inmunizada. 

¿Hay reacciones a vacunas? Claro. Y son muy raras. ¿Hay medios para lidiar con los efectos adversos de las vacunas? También. ¿Las vacunas causan autismo? Definitivamente no. La prevención de enfermedades trasmisibles es uno de los grandes éxitos de la medicina. ¿Hay compañías farmacéuticas involucradas? Muy cierto. Pero el tema no es la ganancia de esas compañías. El tema es la salud pública. 

En términos del riesgo que puedan presentar las vacunas, éste es menor que el riesgo de la mayoría de los medicamentos. Recuerde que usted puede morir al tomarse una aspirina. Sepa que el acetaminofeno puede dañar el hígado y que los antibióticos producen cepas de bacterias inmunes a los mismos. Siempre se evalúa el riesgo versus el beneficio en todo tratamiento médico. 

Un niño o adulto no vacunado es una bomba de tiempo. Ya en Europa y en Estados Unidos, se han comenzado a ver tragedias de bebés muertos por enfermedades trasmisibles. 

El movimiento anti vacunas no es sólo peligroso, sino irresponsable. Está basado en cuentos de camino y no en datos científicos. Es un movimiento dañino y peligroso para la salud pública.

💬Ver 0 comentarios