Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

El planeta se viste de fútbol

Ha llegado el momento anhelado, cada cuatro años, que el mapamundi se transforme en un balón de fútbol y que la mayoría de sus casi 7,600 millones de habitantes, albergados en 194 países, se quieran y se odien durante un mes porque su deporte más popular y equitativo socialmente dicta el ritmo de sus relojes y corazones, tocándole a Rusia ser anfitrión en 11 ciudades y de 32 selecciones.

La FIFA, compuesta por 211 naciones, incluyendo 17 territorios, entre ellos a Puerto Rico, es la madre de esta competición que nació en 1930 y que tan solo ha tenido ocho campeones: Brasil (5), Alemania e Italia (4), Argentina y Uruguay (2), con España, Francia e Inglaterra (1), lo que prácticamente asegura que vaya a emerger otro rey de este mismo listado tan dominante y sobresaliente.

Sin embargo, cuando en 2011 se eligieron las siete nuevas maravillas, encabezada por el poblado antiguo de Macchu Picchu, en Perú, que encuadró además el Cristo Redentor de Río de Janeiro, la Gran Muralla, en China; Petra, en Jordania, el Taj Mahal, en India, el Coliseo Romano y la pirámide Chichen Itzá en México, quedando fuera monumentos célebres como la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad y el Palacio de Versalles, entre otros 68 semifinalistas, se pudo considerar asimismo el Estadio Santiago Bernabéu, que desde 1947 cobija al Real Madrid, fundado en 1902 y que es, sin dudas, el mejor equipo de todos los tiempos: sí, esta catedral futbolística es el equivalente al Monte del Olimpo, que tuvo en Zeus su dios máximo.

Obviamente, la historia futbolera es tan rica en drama y poesía que escritores internacionales de sobrada riqueza en sus palabras como Juan Villoro, Eduardo Galeano y Roberto Fontanarrosa han podido convertir algunos de sus cuentos, ensayos y poemas en obras musicales silentes, que erizan la piel, mueven los pies y soban los espíritus.

Lo recalco: no existe otra actividad atlética en que el césped verde se convierta en cielo de azul turquí, las porterías en celdas embrujadas, los goles en maná, la victorias en cánticos de gloria y las derrotas en pecado mortales que coquetean con el sacrilegio.

Ahora, pues, es la hora que el argentino Messi, el portugués Ronaldo, el brasileño Neymar, el francés Griezmann, el español Sergio Ramos y el portero alemán Neuer, hagan actos de magia que trasciendan más allá de los estadios rusos y parezcan videojuegos inimitables…

Otras columnas de Chu García

lunes, 21 de enero de 2019

El calendario de Manny Pacquiao es ingastable

En el idioma filipino, el tagalo, se le llama kalendaryo al calendario o almanaque, y hace años que Manny Pacquiao, con 40 años en sus pantorillas en forma de diamante, lo ha tirnado en metal que no se desgasta: es latente su cuerpo y espíritu combativo de veinteañero, dejando escapar una sonrisa que noquea a sus rivales fanforroneros e inescrupolosos, tal como Adrein Boner, que el sábado pasado se creyó un gúiski de solera y resultó una cerveza light.

viernes, 18 de enero de 2019

Mariano Rivera merece el 100% de votos

Siempre hay un tiburón que gusta de asomarse a las costas, más que todo para asustar a bañistas. Y tal parece ser este el caso del periodista Bill Ballou, un veterano que ha osado afirmar que no le daría el voto a Mariano Rivera para ser elegido a Cooperstown, el martes próximo en las elecciones anuales que cuenta con sobre 400 papeletas.

miércoles, 16 de enero de 2019

Endurece el horizonte de Mónica Puig

Si hay un deporte tan competitivo y lleno de altibajos, el tenis está entre los primeros, particularmente en la WTA, el circuito profesional femenino en que posiciones relevantes en el ranking no garantizan victorias.

lunes, 14 de enero de 2019

A José Juan Barea le sobran talones

El pediatra mayagüezano Jaime Viqueira fue el primero en comprobar que el recién nacido el 26 de junio de 1984, José Juan Barea Mora, tenía un corazón de león.

💬Ver 0 comentarios