Jorge Colberg Toro

Tribuna Invitada

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

El plebiscito será el bumerán del PNP

Hace 3,391 años nació Tutankamen (Tutan-ka-mon) el más famoso de todos los faraones egipcios. En su época se le conocía como el “Faraón Niño” porque tuvo que asumir su reinado a corta edad.

El “Faraón Niño” era amante del oro, las armas y dentro de ellas, de los llamados bumerán, esos objetos de combate que por su aerodinámico diseño - al lanzarse - si no golpea su objetivo, tiene el peligro de regresar a su punto de partida.

Dice la historia, que el joven faraón decidió usar el poder de forma apresurada, impulsando una atropellada agenda en favor de los conservadores. Algunos estudiosos plantean que esas decisiones súbitas, a tan corta edad, provocaron la ira de muchos y hasta su accidentada muerte a los 19 años de edad, cuya causa aún es un misterio.

Tres mil años después, el 4 de noviembre de 1922, el arqueólogo británico Howard Carter encontró la tumba del “Faraón Niño” casi intacta. Allí estaba el sarcófago de Tutankamen. En ella - curiosamente - se encontró un bumerán con sus puntas pintadas de azul y un escrito que leía “el castigo llegará para aquellos que perturben el reposo del faraón.”

Esas escrituras, crearon el mito de la llamada “Maldición de Tutankamen” que todo lo que le perturba, recibe su merecido…

Pues parece, amigo lector, que el liderato estadista pretende levantar la ira de los faraones del Congreso. El liderato PNP se apresta a llevar unos resultados con una petición de estadidad totalmente a destiempo y carente de legitimidad. 

Olvidan los estadistas lo que le ocurrió a Alaska y Hawái por pedir la estadidad sin tener los votos suficientes. Sencillamente, los pusieron a pagar contribuciones federales por décadas sin representación congresional.

Alaska requirió tres votaciones previas a su aceptación como estado. En la primera, el 8 de octubre de 1946, el 58.5% de los electores votó a favor de la estadidad pero no fue concedida. Luego, el 24 de abril de 1956 el 61.1% de los electores aprobó el Plan Tennessee y la estadidad pero tampoco fue concedida. No fue hasta el 28 de agosto de 1958 cuando el 83.5% de los residentes de Alaska votaron en favor de la anexión, que se concede en 1959.

Alaska tardó 92 años en ser admitido como estado y pasó 47 años como territorio incorporado pagando contribuciones federales sin representación ni igualdad.

Hawái fue igual. El 5 de noviembre de 1940, el 67% de los electores votó a favor de la estadidad pero esta no fue concedida. Luego, el 7 de noviembre de 1950, el 75% de los electores votó a favor y tampoco fue aceptado por el Congreso. No fue hasta el mes de junio de 1959, cuando el 95% de los electores votaron en favor de la estadidad que el Congreso la otorgó.  

Por ello, Hawái pasó 59 años como territorio incorporado pagando contribuciones federales sin representación ni igualdad.

En unos días, el liderato estadista irá a la capital federal con su fatulo resultado a cucar a los faraones del Congreso y no es de sorprender que la respuesta sea clara y contundente: ¿quieren ser estado?, pues empiecen a pagar contribuciones como Alaska y Hawái.

Y desde ese momento, el plebiscito será el bumerán del PNP que los golpeará de regreso.

Lo más interesante de esta historia, es que por esas coincidencias de la vida, la semana próxima en Washington DC habrá una exhibición en el Museo “Smithsonian”  sobre los sepulcros egipcios y el niño faraón. Quizás, allí estará el bumerán azul, esperando que alguien perturbe el reposo de los faraones…

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

jueves, 20 de junio de 2019

Basta de usar a María de balón político

Jorge Colberg Toro indica que no fue juicioso poner a la alcaldesa hablar de la ausencia de agencias en las comunidades, cuando ella fue la funcionaria que más tiempo estuvo fuera del país después del huracán

miércoles, 12 de junio de 2019

Agenda escondida para la reelección

Jorge Colberg Toro argumenta sobre la agenda política de los acuerdos entre la Junta y el gobierno de Puerto Rico

jueves, 30 de mayo de 2019

Las apuestas: jugada certera

Jorge Colberg Toro explica las ventajas de las nuevas propuestas para expandir juegos de azar

miércoles, 22 de mayo de 2019

La tramoya de las pensiones

El exlegislador Jorge Colber describe los ajustes a las pensiones como parte de un juego político ensayado entre la JSF y el gobierno de turno

💬Ver 0 comentarios