Nilsa Pietri Castellón

Punto de vista

Por Nilsa Pietri Castellón
💬 0

El PNP: fantasmas y realidad

El retorno de Ricardo Rosselló Nevares a la escena política es, de momento, pura especulación, pero la posibilidad de que se convierta en realidad ya provoca polémica.

De cara al público, el Partido Nuevo Progresista no muestra demasiados reparos a que Rosselló Nevares, que se marchó a Virginia con su familia tan pronto se hizo efectiva su renuncia forzada a la gobernación en agosto, regrese a Puerto Rico para retomar su activismo político.

Según versiones no confirmadas, a Rosselló Nevares le interesaría postularse a un escaño senatorial por el PNP. La reciente visita de su esposa Beatriz a Puerto Rico avivó los rumores.

Lo cierto es que no hay impedimento legal alguno para que el hijo menor del exgobernador Pedro Rosselló aspire a un cargo electivo en 2020, como confirmó a este diario el contralor electoral Walter Vélez.

De hecho, Rosselló Nevares dejó en suspenso su comité de campaña para la reelección como gobernador cuando desistió de su intención poco antes de presentar su dimisión. 

En lugar de cerrarlo, escogió mantenerlo para una “candidatura indefinida” y reservar para esa posibilidad los fondos recaudados antes de marzo de 2019, que fue cuando anunció que buscaría la reelección. Lo recaudado después de ese mes debe entregarse al Departamento de Hacienda tras pagar las deudas pendientes.

Lo anterior es el marco legal que, sin embargo, no parece suficiente para sostener un posible retorno a la vida pública de quien renunció a la gobernación asediado por escándalos de corrupción e incompetencia, además de un revelador chat de la red Telegram.

Rosselló Nevares no ha sido acusado de delito alguno —ni siquiera hay indicios certeros de que pueda estar bajo investigación— pero nadie duda que su regreso, incluso si lo hiciera como ciudadano privado, perjudicaría a su partido, que parece haberlo borrado del mapa.

El PNP sobrevivió la avalancha de protestas surgidas en el llamado “verano del 19” que provocaron la salida de Rosselló Nevares del gobierno y que, sin lugar a dudas, se reactivarían si este decidiera regresar.

Él se fue, igual que lo hicieron los demás integrantes del chat, pero la administración logró mantenerse en pie al mando de la hasta entonces secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, que asumió la gobernación tras una breve incursión fallida del ahora candidato a gobernador, Pedro Pierluisi.

Tan bien le ha ido a Vázquez en La Fortaleza que esta semana, en un giro de 180 grados, dijo que “ausculta” la posibilidad de aspirar a un término electivo completo, para lo cual tendría que competir en primarias con Pierluisi.

De todas maneras, la incertidumbre sobre Rosselló Nevares —igual que sobre Vázquez— no durará mucho, porque el período para radicar candidaturas para 2020 terminará el 30 de diciembre.

En la cúpula del PNP se mantienen los dedos cruzados con la esperanza de que Rosselló Nevares siga sin aparecer en la contienda y que Vázquez pronto desaparezca del panorama electoral.

Es muy probable que así sea, pero para saberlo habrá que esperar al 31 de diciembre.

Otras columnas de Nilsa Pietri Castellón

jueves, 7 de noviembre de 2019

El factor de los inconformes

Al analizar La Encuesta de El Nuevo Día, la periodista Nilsa Pietri expone que el verano del 20 definirá el rumbo del PPD, pero tendremos que esperar al otoño para saber si los inconformes de ahora ya no lo son tanto

jueves, 10 de octubre de 2019

Tiempos de cambio y esperanza

De acuerdo con Nilsa Pietri Castellón, los partidos y los candidatos que compitan en 2020 deberán entender que después del verano del 19, los ciudadanos no se conformarán con sonrisas y promesas vacías

martes, 1 de octubre de 2019

Se busca un líder en el PPD

El PPD no tiene líder, pero no es por falta de aspirantes sino porque quienes interesan la candidatura a la gobernación están distanciados entre sí y parecen incapaces de ceder, según Nilsa Pietri Castellón

💬Ver 0 comentarios