María de Lourdes Lara

Tribuna Invitada

Por María de Lourdes Lara
💬 0

El poder ciudadano

Solo la especie humana tiene la capacidad y la posibilidad de ser ciudadano o ciudadana de una comunidad, región, país o del mismo planeta. Esto, porque la condición misma de ciudadanía se fundamenta en el acuerdo de vivir en un espacio común, decidir y/o delegar la gestión de lo público en relaciones de poder. En resumen, el ejercicio de la ciudadanía, es el ejercicio de la política.

Un ciudadano/a se concibe, desde la ética y la práctica, como una persona (ser humano) que tiene derechos, responsabilidades y que vive y participa activamente en la comunidad y sociedad que lo circunda; independientemente de su lugar de origen, etnia, género, condición social, edad, creencias u otras condiciones externas. Es ciudadano/a, por razón de ser humano y como parte de una comunidad humana y planetaria. No lo define un orden legal o jurídico, por lo que tiene derecho a participar como actor/a político en las acciones o decisiones que se toman en su comunidad o país. En fin, la ciudadanía es la condición política que nos permite participar de nuestro propio destino.

Podemos ejercerla de manera defensiva, cuando reclamamos, demandamos o exigimos la protección de derechos amenazados o violados. Las protestas, las marchas y hasta las huelgas pueden ser ejemplos. Pero también podemos ejercerla de manera propositiva, cuando se participamos de acciones de reforma política y/o normativa para eliminar injusticias o para ampliar las condiciones de equidad social. Los ejemplos más recientes son los diseños participativos de leyes, la reforma la educación superior, o la creación de proyectos de microrredes para lograr una energía sostenible pos huracán María. Lo ideal sería que tengamos la capacidad y los saberes para ejercerla de manera defensiva y propositiva, como ciudadanos activos y democráticos. En Puerto Rico conocemos y practicamos más la defensiva y tendemos a delegar en el Estado la propositiva, pero ambas son responsabilidad de nuestro ser ciudadano.

Cuando lo hacemos en el espacio de la comunidad, vamos conociendo, acordando, respetando y actuando sobre las normas internas y externas que afectan la convivencia. Para lograr esta convivencia se requiere educación política. La literatura plantea que la educación política se alcanza cuando la ciudadanía sabe y sabe hacer. Esto es, se informa, se capacita y se compromete con los otros y las otras sobre lo que es mejor en este espacio común. Busca conocer los derechos humanos fundamentales, comprende la constitución política y la estructura del Estado, cuenta con los mecanismos, procedimientos e instancias de participación democrática, maneja la organización, estructura y sentido de la gobernanza y reacciona desde estrategias y mecanismos para el manejo de conflictos.

Para lograr una ciudadanía desde la práctica y no sólo desde el discurso retórico, desde un pasaporte o una ley que se acuerda en un pequeño grupo, las personas debemos conocer, comprender, practicar, convivir y participar activamente en nuestras decisiones de cada día. Y como decía Dewey, “que la educación despierte en cada ciudadano/a la iniciativa y la disposición por los intereses de la colectividad, para convertir al ciudadano/a en un actor motivado y capaz de incidir en los procesos sociales y políticos y de esta manera ir superando la pasividad, la indiferencia, y la manipulación de intereses, que terminan imponiendo la lógica del mercado y del capital, sobre cualquier otra consideración de solidaridad y bien común”.

Otras columnas de María de Lourdes Lara

viernes, 29 de marzo de 2019

Las palabras de voces ciudadanas

La profesora María de Lourdes Lara reflexiona sobre 10 años de gestiones para apoyar múltiples ideas y propuestas ciudadanas comprometidas con un desarrollo social y económico sostenible para todos los sectores del país

lunes, 25 de febrero de 2019

Actuar para derrotar lo insólito

La profesora María de Lourdes Lara plantea la necesidad de ciudadanos imprescindibles que luchen para transformar las prácticas que nos han llevado a la decadencia, que defiendan y fomenten la educación para actuar y derrotar la precariedad que hoy nos agobia

💬Ver 0 comentarios