Kenneth McClintock

Punto de vista

Por Kenneth McClintock
💬 0

El poder simbólico de Iowa

Esta noche comienza oficialmente el proceso de selección de los delegados que formarán parte de las convenciones de los partidos nacionales que renominarán a Donald Trump como candidato presidencial republicano y a quien le corresponda ser su contrincante por el Partido Demócrata.  Al sentarme a ver los resultados de esta primera contienda presidencial del 2020 estaré rememorando la fría noche 40 años atrás en que me tocó representar al presidente Jimmy Carter en uno de los caucus que dieron inicio al proceso en 1980.

En aquella ocasión, la campaña reeleccionaria presidencial reclutó a dos jóvenes puertorriqueños para trabajar en dos caucus para Carter, en Cedar Rapids, Iowa.  El hoy licenciado Luis Dubón III, entonces un estudiante de bachillerato en George Washington University voló desde la capital federal y yo, estudiante de derecho en la Universidad de Tulane, viajé desde New Orleans a Chicago, donde nos encontramos para un corto vuelo a Cedar Rapids. Allí nos asignaron dos precintos difíciles, en los cuales debía perder al senador Ted Kennedy, contrincante de Carter.  Luego de tres días en campaña, caminando casa a casa para reclutar votantes dispuestos a enfrentar el frío y varios pies de nieve, tanto Luis como yo ganamos nuestros respectivos caucus.

Como consecuencia, ambos fuimos invitados dos días más tarde a unirnos a los ayudantes del presidente a la Casa Blanca para ver la transmisión del Mensaje de Estado (que en el presente pronunciará Trump mañana en la noche) y donde Dubón posteriormente pudo hablar por varios minutos con el mandatario.

Esta noche, los asistentes de cada caucus se dividirán físicamente en grupos segregados por candidatura para ser contados.  Cualquier candidato que no cuente con 15% de los asistentes quedará descartado y sus favorecedores tendrán que realinearse con los candidatos restantes que sí cualificaron.  El segundo conteo luego que los asistentes se realineen determinará la proporción en que se elegirán los delegados de ese caucus.  Los números que veremos esta noche será la proyección de cuantos delegados favorecerán a cada candidato presidencial a nivel de todo el estado.

Curiosamente, Iowa tendrá menos delegados en la Convención Nacional Demócrata que los 58 delegados de Puerto Rico.  Su importancia, sin embargo, estriba en ser la primera competencia en todo nuestro país.

Después de esta noche, y ciertamente después de la primaria que se escenifica en el estado de New Hampshire, que solo elige 24 delegados, varios candidatos se retirarán de la contienda.

El exalcalde de Nueva York, Mike Bloomberg, no estará participando en el caucus y las primarias de los primeros cuatro estados, por lo tarde que entró a la contienda, por lo que no veremos su nombre esta noche.  Su estrategia es competir en los estados del Super Tuesday en adelante.  Por su apoyo histórico a la Estadidad, probablemente sea el favorito de los demócratas estadistas en la primaria del domingo 29 de marzo en que podrán votar quienes se inscriban hasta esta semana, si no son votantes ya.


Otras columnas de Kenneth McClintock

martes, 11 de febrero de 2020

“Bad timing” de la Junta de Supervisión Fiscal

El esfuerzo de la Junta de Supervisión Fiscal de recortar la nómina y el presupuesto de la Comisión Estatal de Elecciones se da en un mal momento, plantea Kenneth D. McClintock

viernes, 31 de enero de 2020

La guillotina de las peticiones

Se debe legislar para liberar a los candidatos del engorroso sistema de peticiones de endoso que ha sido casi igual desde hace décadas, dice Kenneth D. McClintock

💬Ver 0 comentarios