Marcelino Acevedo

Tribuna Invitada

Por Marcelino Acevedo
💬 0

El potencial de los jóvenes puertorriqueños

Los jóvenes, en la mayoría de los casos, disponen de una creatividad y ventajas hoy en día, que algunos no llegan a aprovechar lo suficiente. Existen demasiados elementos ociosos que los distraen… que los hacen perder el rumbo y demasiadas horas al día que podrías aprovechar para alcanzar nuestros verdaderos sueños y desarrollarnos de cara a nuestra futura vida de adulto. 

Malgasté el tiempo. Ahora el tiempo me malgasta a mí (William Shakespeare)

Si hay algo que he podido comprobar directamente todos estos años, a lo largo de mi carrera profesional, es que podría haber aprovechado más el tiempo en mi juventud. Los jóvenes poseen más ilusión, energía y creatividad, pero también esa fuerza muchas veces es malgastada. Disponen de unas herramientas y facilidades que ni nuestros padres o abuelos jamás hubieran podido imaginar.

Siempre lo he pensado y aconsejado, es necesario que empezar a canalizar nuestras energías y pasiones. Empezar a priorizar nuestros intereses de cara al futuro lo antes posible…desde muy temprana edad. La mayoría de las jóvenes pierden muchas horas al día delante del computadores o celulares o jugando videojuegos, viendo películas, chateando en redes sociales, subiendo fotos… Nadie niega que disponer de algo de tiempo de ocio sea bueno para despejar la mente, pero casi siempre se suele llevar a un extremo no muy aconsejable. Dejando las responsabilidades en segundo plano, y desaprovechando de manera excesiva el tiempo. Algo que sin duda lamentaran cuando lleguen a adultos. 

Lo más importante es ser capaz de decidir sobre lo que uno quiere hacer con su vida, busca distintas alternativas y sobre todo trabajar la capacidad de superación de barreras. Y aprender la mayor lección, la vida está hecha de tiempo y es importante no perderlo y aprovecharlo lo máximo posible. Los jóvenes tienen más capacidad de adaptación a nuevas circunstancias y esto es algo muy positivo a la hora de la búsqueda de nuevas oportunidades. Sobre todo, gracias a las nuevas tecnologías, pero ese progreso no debe emplearse solo para aumentar las distracciones y perder el tiempo. 

Pensamos desde que somos pequeños que nuestra vida está organizada o estructurada hacia un determinado cauce, y que existe poco espacio para decidir libremente pero no siempre esto es así. Es verdad que cuando se cuenta con poca experiencia, el miedo pasa a veces factura. Nos paraliza y aleja de cualquier objetivo e interés. Lo mismo ocurre con los errores, que lógicamente van sucediéndose desde que empezamos nuestra carrera o proyecto profesional. 

Estos dos elementos pueden verse como algo negativo, pero aprender a vencer los miedos y reconocer los errores, solo te llevará a mejorar y a empezar a alcanzar objetivos. También puede ser un buen aliciente, elemento motivador para cualquier joven con sueños. Para lograr cualquier sueño, siempre hay que trabajar duro y aprender a maximizar el tiempo libre. 

Otras columnas de Marcelino Acevedo

jueves, 6 de septiembre de 2018

El amor propio: nueva pista de aterrizaje

El profesor Marcelino Acevedo declara que el amor propio es fundamental para ser feliz, tener una vida prospera y ser afectivo con los demás

💬Ver 0 comentarios