Ada Álvarez Conde

Tribuna Invitada

Por Ada Álvarez Conde
💬 0

El PPD dejó de ser popular

Según una de tantas definiciones, un líder, dirige, guía, tiene capacidad de influir. Y algunas de las características más importantes de todo líder exitoso son: que sabe escuchar a los demás integrantes del grupo; que se acerca a cada uno de ellos y se toma el tiempo de conocerlos bien, que no se muestra como un amo todopoderoso, sino que intenta dar un espacio a cada uno para que todos se sientan que forman parte de las decisiones, aprende de sus errores y no le tiene miedo al cambio.

Mi padre siempre decía que había una escasez de líderes. También hay exceso de seguidores no informados, de acostumbrados, de sistemas para que se queden los mismos, los que tienen la maquinaria. Entonces, cabe preguntarse, ¿de quién es la culpa? ¿Acaso es que los que critican no votan? 

Dijeron que los jóvenes se iban para la playa, pero votaron primero antes de irse por personas como Alexandra Lúgaro. Dijeron que había que tener mucho dinero, y ganó José Vargas Vidot por lo que había hecho cuando no tenía poder y como consecuencia de gente que no quería tener partidos. Ahora que está, no sólo ha votado con la mayoría muchas veces sino que su voz se escucha más bajito que cuando no tenía ese acceso.  Y aún ellos, a algunos, los han decepcionado.

En mis redes, hice un sondeo para saber cómo se sienten los populares. La gente no quiere una pelea de bandos, no quiere ser “Team Ferrer” o “Team Yulin”. No es #TeamAutonomía versus #TeamSoberanía. Esto no se trata de definiciones sino de aspiraciones del pueblo. La gente quiere cambiar lo que lee en las noticias y sus contradicciones: las reducciones en salarios y derechos laborales y los salarios jugosos de jefes/as de agencia y políticos fracasados que guisan. La gente está confundida, escuchan a gente como Tata Charbonier y dicen ¿ese es el Dios al que le creo? Escuchan a Tomás Rivera Schatz insultando a Ana Matosantos y dicen ¿y ese ganó de nuevo?

Entonces lo triste, es que hay unos cuantos populares que juegan con la palabra lealtad para criticar a compañeros que fueron electos por el pueblo, sin pensar, que los populares fueron tan leales, que se quedaron en sus casas sin votar antes de darle el voto a otros y por eso perdieron.

Si algo quedó claro, es que el Partido Popular Democrático perdió porque dejó de ser popular y dejó de ejercer la democracia. Seamos realistas. Luego de ganar, no se reunieron con la base ni los funcionarios, los buscaron en el último año.

No sacamos a la luz los chanchullos de Luis Fortuño y cómo endeudó hasta el ñó a Puerto Rico. Los casos de Anaudi Hernández hacían difícil hablar del pillaje del otro bando cuando había tanto lío en la casa y, para acabar de completar, hubo una pelea en los medios pre-campaña, entre soberanistas y no soberanistas, que hablaban de la ideología como si creara al líder.

Y esos mismos que criticaron sobrevivieron la ola que arrasó con el PPD en las elecciones por la gente molesta que se quedó en la casa. Y entonces, siguen los populares constantemente preguntando ¿y cuándo puedo hablar yo?

Yo le voy a decir lo que veo. Gente cansada. Gente que no sabe en quién creer, pero quiere cambiar su situación, mucha gente perdida con miedo que repite palabras en los medios como “Venezuela, comandante, socialista, comunista” y ni saben qué significa; gente que aunque le mientan sabe, que la Junta de Control Fiscal cambió el juego, pero no los jugadores. Aquí no habla la popular, habla la ciudadana. Como mujer y joven estoy segura que no soy la única que dice basta ya. Es el momento porque, si no, no gana el equipo Puerto Rico. Ese es el norte. Es la causa, no el circo.

Otras columnas de Ada Álvarez Conde

jueves, 27 de julio de 2017

El PPD dejó de ser popular

La periodista Ada Álvarez expresa que la colectividad dejó de ejercer la democracia

💬Ver 0 comentarios