Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

El PPD: entre la espada y la pared

Lo peor que le puede pasar a un partido político acostumbrado a alternar la gobernación es tener que enfrentar una primaria para escoger a su candidato, sobre todo si pinta tan divisiva como la que se avecina previo a los comicios de 2020.

Ese es el caso del Partido Popular Democrático, que lejos de presentarse como el contrincante poderoso que debía ser ante un rival cuyo líder tuvo que renunciar al cargo de gobernador en medio de escándalos de corrupción e incompetencia, adviene al proceso primarista dividido ideológicamente y falto de recursos económicos.

Con cuatro candidatos a la nominación principal —eran seis pero dos han desistido hasta ahora— la lucha más dramática parece librarse entre el senador Eduardo Bhatia y la alcaldesa de la capital, Carmen Yulín Cruz.

Los otros dos aspirantes, el alcalde de Isabela Carlos Delgado Altieri y el exsecretario de Hacienda Juan Zaragoza, han quedado un poco en el trasfondo a pesar de que el primero a veces da muestras de fortaleza.

Pero son Bhatia, conservador y estadolibrista al estilo de décadas atrás, y Cruz, en el otro extremo del espectro popular, quienes tienen las mejores oportunidades de triunfo en la primaria de junio próximo, tras la cual el que gane tendrá poco tiempo para sanar las secuelas lógicas de la pugna interna.

Lo peor, como dijimos, son la división y la escasez de fondos para costear una campaña difícil en la que el Partido Nuevo Progresista lo dará todo por retener la gobernación después del fiasco de Ricardo Rosselló Nevares y el virtual interinato de Wanda Vázquez.

Si el PNP logra esquivar una primaria para la candidatura a la gobernación, el excomisionado residente Pedro Pierluisi tendrá mucho más tiempo para desarrollar su campaña y hacer que la gente olvide su frustrado intento de reemplazar a Rosselló Nevares en La Fortaleza tan pronto se hizo efectiva la dimisión forzada de este.

En las elecciones de 2020 el PPD tendrá que luchar no solo contra el rival tradicional que es el PNP, sino también contra el reto que representa para ambos partidos la aparición en el panorama electoral de Victoria Ciudadana, que postulará a Alexandra Lúgaro para la gobernación.

Lúgaro hizo un buen papel en 2016 como candidata independiente a gobernadora, aunque ahora, con un partido y muchas otras candidaturas sobre sus hombros, es difícil predecir si retiene las simpatías que logró capturar en las elecciones pasadas.

El PPD se juega mucho esta vez, principalmente el rumbo político que marcará según quién sea su candidato a la gobernación.

Un PPD encabezado por Bhatia seguirá siendo un partido moderado, temeroso de moverse hacia el soberanismo que, sin lugar a dudas, sería el rumbo que escogería en caso de que Cruz gane la primaria.

Bhatia aparenta liderar las encuestas, aunque Cruz —como ella misma dice— no gana encuestas sino elecciones, lo que hace suponer que no se amilanará por la ventaja en el papel de su correligionario.

El factor económico será más o menos crucial dependiendo de quién ostente la candidatura porque parece obvio que Bhatia sería más simpático que Cruz para el gran capital.

Pero a la hora de contar, también parece obvio que Cruz tendrá una mejor oportunidad de restarle votos a Lúgaro, que al final de cuentas podría ser la mayor interrogante el día de los comicios.

Victoria Ciudadana no debe ser amenaza para el PNP ni siquiera llevando a una estadista como candidata a comisionada residente en Washington.

Pero sí lo será para el PPD, sobre todo si los populares cometen el error de no apoyar a Cruz si gana la primaria, o de empujarla fuera del partido si la pierde.

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

miércoles, 19 de febrero de 2020

Una reforma electoral de consenso

Proteger el derecho al voto de los ciudadanos es una responsabilidad de Estado que, incluso cuando se delega a los partidos políticos, debe asumirse con generosidad, plantea Irene Garzón Fernández

domingo, 9 de febrero de 2020

La CEE: el monstruo a vencer

Protegida por todas las administraciones de gobierno y refugio de políticos, parientes y acólitos, la CEE traga fondos públicos como si no hubiera un mañana, escribe Irene Garzón Fernández

lunes, 3 de febrero de 2020

El país que ya no queremos ser

La politiquería de siempre el país ya no la quiere seguir tolerando señala la periodista Irene Garzón

domingo, 19 de enero de 2020

Tiempo de actuar, no de hablar

La gobernadora Wanda Vázquez hizo bien en destituir a Carlos Acevedo, pero eso no basta, señala la periodista Irene Garzón

💬Ver 0 comentarios