Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

El PPD entre un proyecto de justicia social y el status

Bajo el dinámico y carismático liderato de Luis Muñoz Marín, hace ochenta años, el 22 de julio de 1938 se fundó en dos asambleas simultáneas, en Luquillo y Barranquitas, respectivamente, el Partido Popular Democrático (PPD), que hoy, con sus claros y oscuros, se mantiene vigente y con opciones reales de triunfo electoral.

Desde 1948 hasta hoy el Partido Popular ha tenido doce presidentes, desde Muñoz Marín y Rafael Hernández Colón, hasta Héctor Ferrer, y ha elegido a seis gobernadores.

En las elecciones de 1936 se profundizaron las diferencias ideológicas entre Muñoz Marín y el presidente del Partido Liberal, que presidia Antonio R. Barceló. Luego de varios intentos por allanar esas diferencias, Muñoz Marín abandonó ese partido y decidió, en 1938, inscribir  junto a un grupo de jóvenes que se desarrollaban como líderes, una nueva colectividad política, el Partido Popular Democrático.

Apoyado en un vigoroso programa de justicia social en un país donde imperaba la pobreza extrema y con un mensaje subliminar orientado hacia la independencia, el Partido Popular participó en las elecciones generales de 1940 y logró el control de la Asamblea Legislativa.

El Partido Popular imprimió en su bandera de lucha un perfil en silueta de la cabeza de un jíbaro con una pava de paja, típica de los trabajadores campesinos,  creado por don Antonio J. Colorado, acompañado por consignas de revoluciones mundiales triunfantes, Pan, Tierra, Libertad. 

A partir de 1946, Muñoz Marín decidió que era incompatible ser independentista y miembro del Partido Popular, lo que provocó que un sector bastante activo de jóvenes abandonara esa formación política y luego fundara el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

Observadores del quehacer político puertorriqueño creen que las actuales diferencias ideológicas imperantes en el PPD entre los que abogan por la soberanía política y la actual relación territorial entre Estados Unidos y Puerto Rico podrían desembocar en una nueva división del PPD como la que se dio entre Muñoz Marín y Barceló, en 1936, que culminó con la posterior fundación del Partido Popular.

Hoy el Partido Popular enfrenta la disyuntiva de definir la ruta ideológica a seguir a la luz de las decisiones judiciales federales que no dejan lugar a dudas sobre el carácter territorial de la relación entre Estados Unidos y Puerto Rico.

El actual liderato del PPD busca acompañar su propuesta con un proyecto de justicia social, tratando de bajar a un segundo plano la discusión del status por entender que lo importante en estos momentos, como ocurrió en la década del cuarenta, es la creación de mecanismos para apuntalar el desarrollo económico. El exgobernador Hernández Colón, quien presidió esa formación política durante 25 años, cree que es posible aun modificar las relaciones política de Estados Unidos con Puerto Rico mediante un acuerdo sin alterar sustancialmente las actuales relaciones territoriales.

Otras columnas de Ismael Torres

💬Ver 0 comentarios