Eudaldo Báez Galib

Punto de vista

Por Eudaldo Báez Galib
💬 0

El PPD está de suerte

     El Partido Popular Democrático se aproxima a las próximas elecciones con dificultades en sus finanzas, seccionado internamente por problemas ideológicos, de filosofía de gobierno y con un cuadro de candidatos con excelentes cualidades personales y profesionales, pero que no han activado emociones ni agitado ideas.

     Bienandanza.  El Partido Nuevo Progresista lanza un salvavidas. Pues el día de la elección general habrá tres eventos simultáneos con el consiguiente reguero de explicaciones. Se votará, como usual, por la gobernación, la comisaría residente, los cuerpos legislativos y las alcaldías.

     Además, lo que parece ha caído en el olvido, se votará por el presidente y vicepresidente de Estados Unidos y, ahora, se añadiría otro plebiscito. 

     Estos dos eventos adicionales son evidentemente diseñados por el PNP para movilizar, con su menú salivante, a su electorado insatisfecho, según sus encuestas reflejarán. Insatisfacción lógica. Pues en solo medio cuatrienio la gobernación de Ricardo Rosselló produjo, con menos gente imputada, la misma “calidad” de escándalos que la de Rosselló González.

     Súmele a esas angustias el intento de tres golpes de estado—Pierluisi juramentando sin autoridad y los caucuses PNP de Cámara y Senado intentando deponerlo a él, y luego a la gobernadora, con Jenniffer González—vorágine que nuestro Tribunal Supremo, multipartidista, unánimemente rechazó. Y, por supuesto, la angustia sublime. Se produjo en Puerto Rico el primer derrocamiento, por la fuerza del pueblo, de un gobernador. 

     El PPD, por la inevitabilidad del momento, se consolidará internamente. Le han dado las herramientas. Y los otros movimientos políticos negociarán entre sí y con el PPD. Pues contrario a lo que se pueda creer, no será por oposición al estadoísmo. Es en oposición visceral al abuso de poder electoral. Recordemos el golpe para el PNP posesionarse de la presidencia de la CEE, el proyecto distorsionante de enmiendas a la Ley Electoral y ahora esto. Es angustia similar a la que activó a miles de puertorriqueños a marchar sin distinciones tribales. 

     Ese plebiscito radicado en un Congreso envuelto en el evento histórico de residenciar al presidente divulga a grito su propósito. La comisionada conoce que su proyecto es un fuego fatuo en esa conflagración política. Lo que evidencia el uso del poder para agredir la sensibilidad de nuestros adictos a la democracia. 

     Este columnista impugnó la ley del 2000 sobre el voto presidencial. El caso corrió por los tribunales federales y local. Se resolvió que era inconstitucional. La actual ley 12-2018 es idéntica, e idénticamente inconstitucional. Pero no la impugnaré. Pues ya es hora de que los proponentes de estos eventos díscolos reciban su lección en democracia. Pero ahora no por leguleyos. Ahora por el electorado. 

     Y escuche el PPD al prolífico Isaac Asimov: “La suerte favorece solo a las mentes preparadas”.

Otras columnas de Eudaldo Báez Galib

lunes, 11 de noviembre de 2019

Carta a la gobernadora Wanda Vázquez

El Código Electoral que se considera llevar a votación en la legislatura derrumba los dos postulados esenciales del sistema, no importa época ni lugar: confianza y consenso, sentencia el licenciado Eudaldo Baez Galib

jueves, 7 de noviembre de 2019

Las encuestas y sus intangibles

Al analizar La Encuesta de El Nuevo Día, el exsenador Eudaldo Baez Galib plantea que el PPD cosecha la inhabilidad de unas delegaciones legislativas que no han podido, o querido, cruzar espadas con la oposición

viernes, 18 de octubre de 2019

Se despide una generación

Aquella generación nos entregó un Puerto Rico próspero y con futuro. Nosotros lo desperdiciamos, argumenta Eudaldo Báez-Galib

miércoles, 9 de octubre de 2019

El apoyo de Jenniffer González a Trump

Mi Comisionada Residente apoya a Donald Trump y su comportamiento. Tiene pleno derecho a ello. Pero debe tener consecuencias, escribe Eudaldo Báez Galib

💬Ver 0 comentarios