Kenneth Rivera Robles

Punto de vista

Por Kenneth Rivera Robles
💬 0

El precio de la salud

KennethRivera-Robles

Recientemente se ha hablado del peligro del precipicio fiscal del programa de Medicaid que enfrenta Puerto Rico. Tengamos presente que en Puerto Rico se estima que 44% de la población o 1.54 millones de personas son elegibles para recibir beneficios de Medicaid. Explicaremos cómo funciona el programa y cuál es la situación actual.

ORIGEN DEL PROGRAMA

El programa de Medicaid fue creado en 1965 por el presidente Lyndon B. Johnson para proveer acceso a servicios de salud a personas de escasos recursos económicos. El programa combina aportaciones del gobierno federal y el gobierno estatal para proveer beneficios a las personas elegibles. A nivel federal, este programa se nutre de contribuciones de nómina que cuenta con aportaciones de empleados y sus patronos.

Los estados y los territorios tienen la opción de participar o no –todos han optado por participar– pero si así lo deciden tienen que cumplir con ciertos requisitos federales. El grueso de la aportación del gobierno federal a los estados se hace a través del Federal Medicaid Assistance Percentage (“FMAP”). En situaciones especiales, el gobierno federal puede optar por hacer aportaciones adicionales.

FMAP Y ELEGIBILIDAD

El FMAP es el porciento de aportación que hace el gobierno federal a los estados de sus gastos bajo el programa. El porciento del FMAP es basado en una formula en función de los ingresos por persona en el estado comparados con los ingresos por persona a nivel nacional. La tasa máxima es de 83% y la menor es 50%. Como regla general, no hay limitación a la cantidad de aportación federal resultante de la formula en el caso de los estados.

De acuerdo a dicha fórmula para el año fiscal 2019, el estado con el FMAP más alto es Mississippi con 76% y 14 estados reciben la aportación mínima de 50%. Esto quiere decir que si Mississippi gasta $100 en el Medicaid durante el año, el gobierno federal le “aporta” $76, así que el estado solo gasta $24.

En el caso de las posesiones, como Puerto Rico, la regla aplicable es otra. El FMAP es fijo de 55% y la cantidad total a ser recibida por todas las posesiones se limita a unos $400 millones anuales, de los cuales unos $375 corresponden a Puerto Rico. Esto quiere decir que si Puerto Rico gasta $1,000 millones, y solo consideráramos la aportación mediante FMAP, potencialmente Puerto Rico tendría derecho a $550 millones. Pero por la limitación, la aportación federal a Puerto Rico es de $375 millones. Considerando que nuestro costo real de Medicaid anual es casi $3,000 millones, se empieza a ver la razón del problema.

Al momento de determinar las personas elegibles para el programa, como regla general se extiende hasta el 138% del nivel de pobreza federal, que es de $12,490 para el 2019. Sin embargo, en el caso de Puerto Rico se hace el mismo cómputo, pero con el nivel de pobreza local que es de $5,508 para el 2019. Esto quiere decir que en EE.UU., un adulto puede ser elegible con ingresos de hasta $17,236 (138% de $12,490), mientras que en Puerto Rico solo podría generar hasta $7,600 (138% por $5,508).

SITUACIÓN DE PUERTO RICO

Debido a la situación mencionada anteriormente, la condición económica de este programa en Puerto Rico históricamente ha estado en precario. Esto ha requerido diversas aportaciones monetarias adicionales del gobierno federal para ayudar a solventar dicho programa. En el 2009 bajo el American Recovery and Reinvestment Act se asignaron a Puerto Rico $142 millones. En el 2011 bajo el Affordable Care Act se asignaron a Puerto Rico $6,300 millones de dólares que se suponía durarían hasta el año 2019. En el 2017 mediante el Consolidated Appropiations Act, Puerto Rico recibió $296 millones adicionales. Finalmente, como consecuencia de los huracanes, bajo el Bipartisan Budget Act de 2018 se aportaron $4,800 millones y se aumentó el FMAP a 100% hasta septiembre de 2019.

Esto quiere decir que a partir de octubre de 2019 revertimos a la regla de 55%. Considerando nuestros recursos actuales, se estima que solo tenemos fondos para mantener el programa hasta marzo de 2020 sin afectar los beneficios a los participantes. A largo plazo, de acuerdo al plan fiscal, los recursos disponibles son unos $450 anuales. Si pretendemos mantener el mismo nivel de beneficios actual, cuyo costo dijimos asciende a unos $3,000 millones, se crearía una deficiencia anual de unos $2,500 millones.

PLAN DE ACCIÓN

El gobierno de Puerto Rico y varios grupos del sector privado (como MMAPA y la Asociación de Hospitales) están solicitando $12,000 millones para los próximos 4 años y que el FMAP se mantenga en 83% por los primeros dos años y luego a 76% por los últimos dos años. Aparentemente ha habido alguna receptividad a la propuesta, pero aún no se ha podido conseguir su aprobación final por parte del Congreso Federal.

Esta semana, el Gobierno Federal propuso una prórroga de su presupuesto hasta el 21 de noviembre de 2019. El programa de Medicaid de las posesiones fue incluido en esa propuesta. De ser aprobada, Puerto Rico continuaría recibiendo 100% de FMAP hasta el 21 de noviembre. Sin embargo, esto es solo un respiro temporero. Así que hay que redoblar esfuerzos para proteger este programa.

Aunque lo solicitado por el Gobierno nos ayudaría por los próximos 4 años, resulta deseable una solución permanente donde no haya una limitación de beneficios y donde tengamos unos factores de FMAP y de elegibilidad más razonables para la isla.

Otras columnas de Kenneth Rivera Robles

domingo, 24 de noviembre de 2019

¿La tercera reforma contributiva es la vencida?

Una característica de un sistema contributivo eficiente es la certeza de su legislación. Las aprobaciones al final de la sesión y tan cerca del comienzo del año contributivo, no ayudan a alcanzar dicho objetivo.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Pagando federal

Analizamos las consecuencias de que Puerto Rico forme parte del sistema contributivo federal

domingo, 27 de octubre de 2019

Las reglas de juego

En el 2013, se comenzó la iniciativa llamada el Coalition for the Rule of Law in Global Markets (“la Coalición”). Esta reconoce que una piedra angular para atraer inversión foránea es que haya un Estado de derecho (“Rule of Law”) eficiente. Las empresas comerciales prefieren jurisdicciones donde las reglas son claras, transparentes y basadas en la meritocracia, donde se exige un cumplimiento apropiado de la ley y donde ocurren adjudicaciones judiciales justas. Otras instituciones internacionales como el American Bar Association (que tiene el “Rule of Law Initiative”), el World Economic Forum y el World Bank también le dan mucha importancia.

💬Ver 0 comentarios