Jesús Manuel Ortiz

Tribuna Invitada

Por Jesús Manuel Ortiz
💬 0

El próximo golpe de Rosselló

En los pasados días, Ricardo Rosselló anunció el despido de sobre 800 servidores públicos, comenzando así la segunda ola de cesantías en el gobierno en lo que va de cuatrienio. Las primeras víctimas fueron cerca de 5,000 empleados transitorios, quienes quedaron fuera al terminar el pasado año fiscal a finales de junio, dejando a miles de familias sin sustento y contrayendo en alrededor de $100 millones la actividad económica de Puerto Rico.

Esta política de despidos está contenida en el plan fiscal de Rosselló y, con la inminente reducción de jornada laboral, el número de empleados afectados casi llega a los 150,000. Hemos sido consistentes en denunciar cómo dicho plan pone el peso de la reestructuración sobre los empleados públicos y a la vez limita la prestación de servicios a los más necesitados.

A los despidos y la reducción de jornada en el gobierno central se suman los recortes al Plan de Salud del gobierno, la reducción de cobertura de medicamentos, el aumento de matrícula en la Universidad de Puerto Rico, el aumento en el agua, la reducción de jornada que ya viven más de 15 mil empleados municipales y el recorte de $350 millones en servicios esenciales municipales como el recogido de basura.

Estas medidas forman parte o son consecuencia directa del plan fiscal del gobernador. Ninguna ha sido impuesta por la Junta.

Dicho plan fiscal, el cual fue celebrado por el gobernador en marzo, contiene estas y otras medidas perjudiciales, no tan sólo para el servidor público, sino para toda nuestra economía. Según cifras del propio gobierno, la economía podría contraerse en 4.2% en el presente año fiscal.

Sin duda, el colapso se agudizará a medida que se implementen más medidas de austeridad, incluyendo despidos. La reducción de puestos en el gobierno causa también la contracción del sector privado, donde trabaja la mayoría del país.

No nos llamemos a engaño: el gobernador y la Junta trabajan implementando el plan fiscal, concebido por el primero y aprobado por la segunda. La apariencia de conflicto entre ambos no es más que un intento de “salvar cara” antes que se agudice la crisis económica.

Ante este escenario, reina la incertidumbre: ¿Cuál será el próximo golpe? ¿El comienzo de despidos en masa? ¿La eliminación del bono de Navidad? Evidentemente, el trabajador es el gran perdedor en lo que va de cuatrienio, y el panorama parece complicarse cada día más.

Otras columnas de Jesús Manuel Ortiz

jueves, 7 de diciembre de 2017

A regular alza en precios de medicamentos

El legislador Jesús Manuel Ortiz plantea la necesidad de exigir a manufactureros la justificación del alza en medicamentos en los que el gobierno, a través de su Plan de Salud, invierte una cantidad de dinero significativa

lunes, 30 de octubre de 2017

El gobierno falló

El representante Jesús Manuel Ortiz detalla las fallas que atribuye a la administración Rosselló Nevares

miércoles, 11 de octubre de 2017

Gobernador, nomine a un nuevo secretario de Salud

El representante Jesús Manuel Ortiz expresa que el Departamento de Salud se mantiene silencioso y sin sentido de urgencia ante la emergencia salubrista causada por el huracán María en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios