Antonio Quiñones Calderón

Tribuna Invitada

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

El quinto debatiente

Concluido el debate de esta noche del miércoles entre los aspirantes a la comisaría residente, ¿habrá un solo elector que, convencido por alguno de ellos, optó por cambiar su voto, o salió de su indecisión? Me parece que no.

Los candidatos –Héctor Ferrer, del PPD; Jenniffer González, del PNP; Hugo Rodríguez, del PIP, y Mariana Nogales, del PPT– consumieron la hora y media del debate en un libreto de repetición de sus propuestas y compromisos que implantarían de resultar favorecidos por la mayoría del electorado. Y ese fue el problema: nada nuevo sobre el podio. Como se dice tan trilladamente, fue más de lo mismo. Entonces, si los televidentes que han seguido las campañas de los cuatro aspirantes ya conocían sus propuestas –y las favorecen–, es lógico pensar que apagaron el televisor y se fueron a la cama convencidos de que su candidato “es el mejor”.

Pero la noche no fue pérdida total. El debate sirvió para que cada candidato se agenciase un valioso espacio de promoción de sus candidaturas como “anuncio político no pagado”. 

Nada nuevo sobre los temas de la agenda nocturna: salud (sistema de salud universal sin explicar su implantación y financiación); pensiones (abarrotar los fondos de retiro con millones de dólares, sin contestar: “y los chavos, ¿dónde están?”; status (la candidata del PNP batallará por la estadidad; el del PPD, dejar eso del estatus para después de que haya empleos, echando de lado su propuesta en favor de una consulta de “estadidad, sí o no”; el del PIP, la independencia con una pequeña rémora de la colonia: la dependencia de los fondos federales “por un tiempito”; la del PPT, la mentada asamblea constitucional de estatus, aunque con un ingrediente nuevo: la selección de los delegados fuera de las manos de los partidos políticos, y corrupción: las acusaciones y contra acusaciones, aunque en este punto fue relevante la afirmación del candidato Ferrer: “me da vergüenza ajena (decirlo), pero dejé en 2011 un Partido Popular libre de la corrupción y listo para ganar”, y se paró, pero su lenguaje corporal dijo el resto: “y miren en lo que ha parado”.

 Le dio algún sabor –aunque nada que no se esperara– los ataques personalistas del candidato popular Ferrer –atrás en todas las encuestas– a su rival del PNP, González (“mi querida amiga Jenniffer González”, dijo cada vez que venían el cantazo. Al extremo que ella le reprochó la obsesión con su persona.

Ah, hubo un quinto participante en el debate, sin podio, desde luego: David Bernier, el candidato a gobernador. No sé si por estrategia publicitaria o por deferencia de compañero de papeleta, Ferrer lanzaba su nombre al aire cuantas veces trataba un tema. Fue otro buen ejercicio de anuncio político no pagado. Aunque, hay que decirlo todo, después de la mitad del debate, la candidata del PNP también hizo alusión a su pareja de papeleta.

¿La frase de la noche? La de la candidata Mariana Nogales: el PPT postula que “no haya gente sin casa ni casa sin gente”.

El cierre fue para recordar. Ferrer se limitó a preguntar si hay alguien que cree que la estadidad vendrá en los próximos años; Nogales aseguró que tan pronto llegue al Congreso acabará con la ley Promesa y la junta de control fiscal; González va a ayudar a acabar con los estilos del pasado y buscar la igualdad para las mujeres y la juventud. Y Hugo Rodríguez aclaró que en esta elección el voto por el PIP es “particularmente útil”, además de echarle los cuartos a la “ambivalencia con el estatus en que oscila” Héctor Ferrer y el empeño de González de querer convertir a Puerto Rico con la estadidad  “en el rey de la dependencia y la pobreza”.

Vale regresar a la pregunta inicial.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

lunes, 24 de septiembre de 2018

La vulgarización de Donald Trump

El periodista Antonio Quiñones Calderón declara que Trump es ave pasajera; lo permanente es la voluntad del pueblo en el reclamo de sus derechos

viernes, 14 de septiembre de 2018

Eco del anónimo de 1967

El periodista Antonio Quiñones Calderón evoca la conmoción provocada por la aún desconocida fuente de una columna publicada en la época de Sánchez Vilella

martes, 28 de agosto de 2018

Con McCain se va un faro moral

Antonio Quiñones Calderón exalta el legado del senador estadounidense John McCain, quien falleció el sábado, 25 de agosto de 2018, debido a un padecimiento de cáncer

💬Ver 0 comentarios