Harry Román Fuentes

Punto de Vista

Por Harry Román Fuentes
💬 0

El reclamo de estadidad

“What additional rights did it give them? It enabled them to move into the continental United States and becoming residents of any State, there to enjoy every right of any other citizen of the United States, civil, social and political”. (Juez Taft Balzac vs Porto Rico, 1922,)

El 30 de agosto de 2019, los líderes legislativos y la gobernadora Wanda Vázquez confirmaron que viajarán a la capital federal en un intento de reestablecer relaciones y solicitar la estadidad al presidente Donald Trump.  

A continuación, el domingo 1 de septiembre de 2019, se llevó a cabo un evento poco concurrido denominado “Revolución Estadista”, llamado así con el fin de distanciarse en parte del concepto político partidista y motivar a un sector de la población a participar de la manifestación, y que entiende que el asunto de la estadidad no le pertenece a ningún partido. 

Ciertamente el reclamo de estadidad ha perdurado unos 120 años (1899) y de este punto es de admirar que luego cinco plebiscitos, donde la estadidad ha salido favorecida en tres de ellos, sumando el desinterés del Congreso en responder o expresarse sobre el asunto, el reclamo de estadidad siga vigente. 

Pero tanto el PNP y el movimiento estadista no están conscientes de ¿cómo, cuando, donde y a quién? llevar este reclamo de estadidad o igualdad. Ciertamente no están enfocados sobre donde impera el verdadero problema de su reclamo. ¿Por qué? A pesar de los años, no ha sido de importancia para Estados Unidos. Pero supongamos este escenario.

En varias ocasiones Donald Trump le ha solicitado al Senado federal que modifique sus reglas parlamentarias y determinen una mayoría simple de 51 votos comparado con lo que hoy son 60 votos, (ABC News 2017) con esto se facilita la aprobación de proyectos que lo benefician políticamente. Anterior a esto ya el Senado dominado por demócratas había adoptado este tipo de votación en el proceso parlamentario del Congreso. 

En Estados Unidos hay 10 estados donde residen más del 80% de los hispanos incluyendo a mexicanos, puertorriqueños etc., en otras palabras, latinos. (Collado Schwartz 2019). Supongamos que los dos senadores que representan a cada estado votan a favor de la estadidad, que formarían en total de 20 votos, bajo este escenario faltarían 31 votos el cual pertenecen a senadores que representan estados de pequeña población, representando a los llamados “white americans” (anglosajón) que son los “Trump Supporters” y que de cierto modo a estos senadores no les afecta o interesa el asunto de la estadidad para Puerto Rico. 

La pregunta es ¿cómo el movimiento estadista y el PNP van a lograr los 31 votos? Es aquí donde impera el mayor problema del PNP, el movimiento estadista y la estadidad en sí. Esto evidentemente demuestra que el asunto se torna imposible y muy lejano, por tanto, considero que es tiempo de echar a un lado el asunto de estatus y comenzar a enfocarnos en los problemas de mala administración y corrupción, que son los únicos activos que al supuesto ELA muerto, tiene aún el control de mitigar y resolver. Se requiere voluntad política. 

Pero, así como expresó el juez Taft en su opinión del caso Balzac v Porto Rico, quienes deseen gozar de plenos derechos, civiles, sociales y políticos, pueden hacerlo en alguno de los 50 estados de Estados Unidos. 

Otras columnas de Harry Román Fuentes

💬Ver 0 comentarios