Miguel Rivera Quiñones

Punto de Vista

Por Miguel Rivera Quiñones
💬 0

El residenciamiento de Trump y el conflicto con Irán

El miércoles 15 de enero la Cámara de Representantes presentó los artículos de residenciamiento al Senado para dar comienzo al juicio político contra Donald Trump. A pesar de la gravedad de las acusaciones  que se le imputan, todavía está por verse si estas acusaciones terminarán en la destitución del presidente Trump. Las posibilidades de que un Senado republicano residencie a Trump en pleno año electoral son escasas. Para poder obtener los 67 votos necesarios para destituir a Trump, varios senadores republicanos tendrían que romper con las filas partidistas en año electoral y tomar posición en contra de un presidente que ha sabido cautivar a un componente importante de la base electoral republicana. Sin embargo, en la política nada está escrito y cualquier cosa puede pasar. El desenlace del juicio es incierto y estará por verse cuál será el impacto del mismo en la política doméstica y las elecciones. 

No obstante, un área donde ya se puede observar el impacto político del residenciamiento es en la política exterior de Estados Unidos hacia Oriente Medio. Trump justificó el asesinato del general Qassem Soleimani como una medida para impedir un ataque inminente contra los Estados Unidos. Pero hasta este momento, no se ha presentado ninguna evidencia al respecto. El asesinato del general Soleimani, en términos prácticos, impuso un estado de guerra contra Irán. A pesar de esto, parece ser que esta acción bélica fue motivada por razones relacionadas al residenciamiento. The Wall Street Journal publicó un artículo el 9 de enero en el cual reveló que fuentes cercanas a Trump corroboraron que el ataque contra Soleimani fue motivado por la presión de senadores republicanos. El único congresista que fue informado de la acción contra Soleimani fue Lindsey Graham, quien es defensor de una política exterior más agresiva contra Irán. Parece ser que el principal objetivo del asesinato no era evitar un ataque inminente, sino consolidar el apoyo político de los senadores que componen el jurado en el juicio político que enfrenta el presidente. 

La actual reducción de las tensiones con Irán posiblemente también es parte de la estrategia de Trump para manejar un escenario político post-residenciamiento. En su mensaje de respuesta al ataque de Irán, Trump dejó claro su interés de negociar un nuevo tratado con Irán. Si su gobierno logra negociar un tratado antes de las elecciones, esto le brindaría un enorme capital político para reforzar la narrativa de que su administración ha logrado devolverle a los Estados Unidos el sitial mundial que merece.

Estará por verse si Trump será destituido y cuál será el impacto del residenciamiento en la política doméstica y las elecciones. Sin embargo, parece ser que los conflictos en Oriente Medio ya han empezado a sentir el efecto del juicio político contra Trump. 


Otras columnas de Miguel Rivera Quiñones

💬Ver 0 comentarios