David Méndez

Punto de vista

Por David Méndez
💬 0

El reto local para la educación global

De mis años de escuela superior, recuerdo una particular tarea que, a mis dieciséis años, al principio me pareció muy sencilla. Para infundir en nosotros el amor por la literatura, nuestra maestra de español, la señora López, asignaba a cada alumno un libro que serviría de tema para redactar nuestra primera monografía.  Cuando me tocó el turno, recibí un libro pequeñito e inmediatamente pensé, “Este proyecto lo termino rápido”. El librito de marras no era otro que Insularismo, de Antonio S. Pedreira, un gran ensayo de la Generación del Treinta que, entre otras ideas, propuso la necesidad de una mirada amplia hacia los problemas sociales e históricos, trascendiendo la limitación de una visión estrictamente local.

Tenemos que reconocer a Pedreira por su postura sobre la amplitud y trascendencia de la visión local hacia un panorama global, de inclusión e integración. Pedreira nos advertía de los efectos nefastos de un pensamiento localista y exhortaba con vehemencia a que los jóvenes expandieran sus conocimientos y experiencias trascendiendo el límite de las costas isleñas. En ese sentido, podríamos decir que Pedreira fue un precursor del intercambio local y global de haceres y saberes –lo que se denomina hoy como “glocalidad”. 

En las pasadas semanas, la amarga experiencia de la separación de nuestras actividades locales y la inmersión en un espacio tan reducido como una habitación de nuestros hogares homogeniza, por necesidad, a todos los habitantes del planeta. Irónicamente, hemos comprobado que la experiencia de unos y otros puede ratificarse a través del intercambio que, gracias al Internet, podemos establecer con miembros de otras sociedades y culturas. Ya no cabe duda de que vivimos en un mundo interconectado e interdependiente, que tiene la necesidad inmediata de contar con ciudadanos globales, empáticos, conscientes y comprometidos con el bien común.

Un grupo de respetadas organizaciones internacionales, incluyendo a OXFAM y United Nations Academic Impact (UNAI), proveen oportunidades para desarrollar redes de apoyo para iniciativas dentro del concepto de ciudadanía global. De igual modo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su modelo de Objetivos de Desarrollo Sostenible y las Competencias Globales propuestas por la OECD plantean una nueva visión de un ciudadano global que conecta, comunica, aprende y propone soluciones diversas para problemas comunes.

Ahora es más que pertinente reafirmar el concepto de la educación del ciudadano global en un nuevo marco conceptual. En el contexto de las tendencias geopolíticas, sociales y económicas –incluyendo las consecuencias de esta pandemia que enfrentamos — es importante comprender que el conocimiento, tanto como el acceso a cuidados de salud, a una alimentación sana y a modelos de emprendimiento para promover la economía, nisiquiera es una posibilidad en comunidades marginadas y socialmente estigmatizadas.

Para nosotros los educadores, este momento histórico representa una oportunidad extraordinaria de crecimiento y transformación. Debemos reflexionar sobre el modo efectivo de actualizar nuestros conocimientos y repensar las estrategias pedagógicas y metodologías que utilizamos.  Es necesario fomentar una mayor apertura y receptividad entre nuestros estudiantes para lograr nuestros objetivos didácticos y, de igual modo, asentar el conocimiento de manera eficaz.  Asimismo, es crucial exponer a los alumnos a un mayor contenido internacional, retador y significativo para que provoque procesos serios de autorreflexión, diálogos profundos entre compañeros y hasta interacciones cibernéticas con otros estudiantes alrededor del mundo.

Al igual que Pedreira, es importante saber que, como puertorriqueños, podemos asumir este reto con absoluto éxito. Es un buen momento para trascender la limitación impuesta por los límites geográficos y el pensamiento estrictamente insular.  Solo bastará abrir ese pequeño libro de posibilidades infinitas para descubrir las opciones importantes de aprendizaje que podemos compartir entre nosotros y, por supuesto, con el resto de los ciudadanos del mundo.


💬Ver 0 comentarios