Jorge Colberg Toro

Tribuna Invitada

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

El reto popular

Con la llegada del 2017, culminé una etapa extraordinaria de mi vida en el servicio público y la política activa. Fueron experiencias enriquecedoras. Esa realidad, sin embargo, me permite recuperar algo que había perdido hace 16 años: la libertad de decir lo que pienso sin tener las limitaciones de pertenecer a una Junta de Gobierno, un caucus, ocupar un cargo político o ser el portavoz de una administración.

Como secretario de asuntos públicos, miembro de la Junta de Gobierno del PPD, comisionado electoral alterno y secretario general, mis expresiones eran en representación y a nombre de una administración o un partido; y así lo cumplí.

Hoy, recupero mi libertad de criterio la cual usaré con todas mis fuerzas desde los foros que así me lo permitan. Con ello, solo pretendo aportar de forma constructiva al futuro de mi país.

Pero antes de hablar sobre el país, comencemos por la casa.

El Partido Popular Democrático no tiene tiempo para las lamentaciones ni repartición de culpas por la derrota electoral. La reorganización política tomará un año y las luchas de candidaturas están a destiempo. Ya habrá espacio para dilucidar esos asuntos.

Ahora, el PPD debe enfocarse en los nuevos retos. Esos retos obligan a actuar con rapidez. El primer paso es internalizar que el PPD tiene que ocupar -cuanto antes- su rol de ser el principal y único partido de oposición en el país. Esa responsabilidad es impostergable.

En solo días, el nuevo gobierno ya despidió decenas de empleados, invadieron los 11 recintos de la UPR violentando la autonomía universitaria, intimidan a las juntas de gobierno de las corporaciones exigiendo sus renuncias sin respeto a sus términos, anuncian la destrucción del plan de uso de terrenos, amenazan con inquisiciones criminales por la situación fiscal que ellos mismos crearon y, para colmo, pretenden aprobar un plebiscito a la cañona excluyendo al pueblo estadolibrista para imponernos la estadidad.

Ante eso, el PPD no puede seguir ausente en la discusión pública y tiene que parársele de frente al gobierno. Hay que exigir la inclusión de una opción de autonomía en cualquier proceso de estatus o impugnarlo en todos los foros; debe organizarse un grupo de abogados que demanden los despidos injustificados y hay que organizar el liderato en una agenda fiscalizadora. Además, hay que resaltar los logros que se alcanzaron y aceptar los errores cometidos.

Y pienso, con el mayor respeto, que la Junta de Gobierno del PPD debe rectificar su errada decisión de abrir un proceso de votación para escoger un nuevo dirigente con opción a una candidatura, lo que abre la puerta a una lucha de poder a destiempo. Eso le hace daño a la colectividad.

La Junta debe defender primero a la institución. En este momento, el PPD no necesita candidatos, necesita guerreros. Por eso, la forma correcta es escoger un presidente o una Junta Directiva que por escrito y bajojuramento, exponga que no habrán de aspirar a cargos electivos principales para dedicarse de lleno a reorganizar, fiscalizar, levantar los recursos para el próximo evento electoral así como proteger y defender nuestras mejores opciones para el 2020.

Más aún, la amenaza de un plebiscito debe ser razón más que suficiente para que el PPD produzca un nuevo modelo de crecimiento del ELA que sea de consenso, avanzada y que  despeje  -de una vez y por todas- cualquier cuestionamiento de legitimidad.

Un nuevo proyecto de autonomía política será la herramienta de reunificación y reconciliación en el PPD. Ese es el Reto Popular. No hay tiempo que perder.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

viernes, 28 de septiembre de 2018

El presagio de Don Ricardo

El exlegislador Jorge Colberg argumenta que la estadidad no es una opción viable para Puerto Rico y recuerda palabras al respecto del fenecido historiador Ricardo Alegría

lunes, 20 de agosto de 2018

Rebelión popular

El exlegislador Jorge Colberg Toro expresa que la falta de solidaridad, la indisciplina, la intervención de intereses ajenos y la ausencia de un proyecto autonómico creíble y motivador son algunas de las causas del debilitamiento del PPD

💬Ver 0 comentarios