Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

El riesgo de Estados Unidos decirle “no” a Tokio 2020

Fue Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, quien destapó la tapa del pomo. 

El pasado 13 de marzo, Trump emitió un comentario sobre los Juegos Olímpicos a celebrase en Tokio, Japón, del 24 de julio al 9 de agosto de este año, y dijo que ante el panorama de la pandemia del coronavirus COVID-19, la justa olímpica debería ser pospuesta para el 2021, toda vez, que él no concebía una Olimpiada sin público. 

El mensaje de Trump fue claro: a meses de los juegos, no hay nada seguro sobre cómo lidiar contra la pandemia, que al momento azota duramente países en Europa y deja sentir su furia en América.  

El presidente del Comité Olímpico (COI), Thomas Bach, y la ministra japonesa, Seiko Hashimoto, le salieron al paso a Trump, y adelantaron que la posposición o cancelación de la Olimpiada no estaba contemplada.

Claro, la idea planteada por Trump fue una primera “ráfaga de disparos”, como cosa de un aviso a las federaciones y deportistas de su país. 

Días atrás, las federaciones estadounidenses de atletismo y de natación se sumaron al pedido del presidente. Se vislumbra que muchas más lo harán, y no se descarta que el Comité Olímpico de Estados Unidos también se sume a la petición de cancelación de la Olimpiada. Para mí que, de no cancelarse la Olimpiada, existe la posibilidad de que Estados Unidos diga “no presente” en Japón 2020. 

Y el peso de esa posibilidad, de la ausencia del gran coloso deportivo mundial en los Juegos Olímpicos, pareció lograr una reacción en el COI (aunque no lo reconoce públicamente), que el pasado domingo cambió su postura. Bach dijo que el COI reconoció el efecto en la población de la propagación del COVID-19, y ante esa situación, dentro de un mes, tomarán la decisión en torno a si posponer los juegos.  

Pero, en realidad, una Olimpiada sin Estados Unidos, devalúa esta justa deportiva.

En el 2020, la delegación de Estados Unidos es la que marca la ruta de cobertura televisiva de los juegos. Ahí está la olla del dinero. Le puede no gustar a algunos, pero es así. 

Y Estados Unidos es la gran potencia deportiva del mundo. En las pasadas tres ediciones olímpicas, (Beijing 2008, Londres 2012 y Río en 2016), los estadounidenses han ganado 335 medallas, China es segundo con 261, Rusia e Inglaterra tienen 196 cada uno.   

Es cierto, cancelar los juegos de 2020 traería consigo una irreparable pérdida económica. Pero, de seguir la pandemia en los venideros meses, y conociendo que Trump gusta “disparar de la baqueta” a la menor provocación, no apueste en contra de que Estados Unidos pudiera decirle “no” a Tokio 2020.

Otras columnas de Raymond Pérez

💬Ver 0 comentarios