Mabel M. Figueroa Pérez

La Tilde de Mabel

Por Mabel M. Figueroa Pérez
💬 0

El sexismo como escudo de defensa de Carmen Yulín

Palabra: Preocupación

Significado: Pensamiento que produce temor

Etimología: Proviene del latín Praeoccupatio  

Desde que Carmen Yulín Cruz anunció que aspiraría a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), en las entrañas de la colectividad la preocupación se instaló y no hay quien logre espantarla. 

No son un chin chin a los que les genera preocupación. Dicen que realmente son un fracatán.

Solo hay que ver los vídeos de ese 22 de marzo de 2019, cuando oficializó sus aspiraciones.  

La estructura de la Pava no estuvo allí.

Y ahora que David Bernier -el candidato que parece ser el “mesías” que los populares esperan, el mismo que fue derrotado por Ricardo Rosselló y que tras una auditoría del Contralor Electoral se detectó que no reportó $337,069 de gastos de campaña- está rumbo a regresar a la política, la alcaldesa de San Juan está enfogoná porque ya le había dado la opción de que hicieran una dupleta en la papeleta de la Pava, con ella como candidata a la comisaría residente en Washington.

Eso fue un mes antes de que, rodeada de muy pocos, le dijera al país que su norte era llegar a La Fortaleza.

Él estuvo deshojando margaritas, a la espera de qué pasaría con el caso de Ramón Orta Rodríguez, el exsecretario de Recreación y Deportes, quien llegó a ese puesto de la mano de Bernier.  Después de ser acusado de corrupción a nivel federal, justo hoy se da a conocer que Orta Rodríguez se declarará culpable. No habrá juicio. El camino se le aliviana a Bernier.

Por eso no se decidía y daba pasitos para el frente y para atrás. Pero es que ella también. Aquí su récord:

-14 de noviembre de 2016: No regresará a aspirar por la alcaldía de San Juan.

-10 de octubre de 2017: Regresará a aspirar a la alcaldía de San Juan.

-19 de marzo de 2018: No regresará a la alcaldía de San Juan.

-22 de marzo de 2019: Anuncia oficialmente que aspirará a la gobernación por el PPD.

No puede enojarse Carmen Yulín porque ella hizo lo mismo. Lo que sí le deberían quedar claras son las grandes reservas que muchos en el PPD tienen sobre ella.

A lo largo de su “introspección”, en la que la alcaldesa se pasaba más en Estados Unidos, ayudado a Bernie Sanders a llegar a la Casa Blanca, que en San Juan, la mayoría de los 45 alcaldes del PPD hiperventilaban ante la idea de que Carmen Yulín gane la primaria. Andan por las esquinas lamentándose, buscando opciones, porque están convencidos de que no es una carta ganadora para esa colectividad. En la matemática que hacen, mientras más candidatos, más oportunidad tiene de prevalecer y, dicen, de llevar por el despeñadero al PPD. De ahí nace la petición.

A mí me parece que hay pocas lecciones aprendidas en los partidos políticos.

Y, ojo, que ahora al revelarse que veía a Bernier como su compañero de papeleta, se le hará difícil destacar sus debilidades. Y mira que tiene un chorro, como lo demostró en las pasadas elecciones del 2016.

“Qué manía tienen los machos de este país de pedirle a las mujeres que se echen al lado”, dijo hoy Carmen Yulín, como reacción a la petición de alcaldes del PPD de que le dejara el espacio a Bernier, usando esa lógica matemática. 

Ella, claro, no lo hará. 

Pero es que no se trata de una lucha de género, sino de ideas, de actitudes.

No es que no la quieren por ser una mujer. Claro que no. Lo que dicen en voz baja es que no la quieren  porque “tiene dos caras”, porque es “desleal”, porque es “una abusadora”, porque su actitud es de una “gran arrogancia”, porque “cree en la independencia” del país y eso no los representa, porque “viaja mucho y tiene abandonado San Juan”, porque el PPD “no va para ningún lado con ella”, porque “los alcaldes oyen a los populares en los pueblos”, porque “es una gran actriz”.

No son los opositores, son los suyos.

Así que usar el sexismo como escudo de defensa no creo que le funcione… al menos esta vez. 

Es irónico que plantee eso ante una estructura partidista que llevó a la primera y única mujer electa a la gobernación: Sila María Calderón y con un presidente como Aníbal José Torres, que cada día da cátedra de cómo se hace política con elegancia. 

Y mientras se encajona la discusión en esa liviandad, ¿dónde están las ideas de Carmen Yulín? ¿Cuál es su plan? ¿Qué va a hacer con la Junta de Supervisión Fiscal más allá del bla, bla, bla? ¿Cómo inyectará la economía del país? ¿Qué hará para que los boricuas que se fueron regresen? ¿Achicará o no el tamaño del gobierno? ¿Cuál es su plan para atraer las inversiones? ¿Cómo generará plazas de trabajo? ¿Cómo bajará los costos de energía y agua en dos corporaciones públicas que están en quiebra? ¿Tiene un plan alterno para que los pensionados reciban lo que les van a recortar de sus cheques? ¿Cómo lidiará con el gobierno federal? ¿Mantendrá el sistema colonial del Estado Libre Asociado o pedirá formalmente la separación? ¿Cómo atraerá el voto de los populares que no la quieren? ¿Cómo atraerá el voto fuera de la estructura del PPD? ¿Cómo dividirá su tiempo en San Juan, en Estados Unidos con Bernie Sanders y en toda la isla como aspirante a la gobernación?

Yo creo que este es el tipo de temas que ella, y el resto de los que aspiren a gobernarnos, deben estar enfrentando. 

En el PPD se avecina una primaria con seis candidatos para la gobernación por vez primera y será de grandes proporciones.

En el PNP, por el momento, solo tienen una persona: Pedro Pierluisi. El exasesor legal y cabildero de la Junta de Supervisión Fiscal. El que ocupó inconstitucionalmente el cargo de gobernador por dos días, conociendo al dedillo la Constitución de Puerto Rico. Sabiendo lo que hacía porque fue secretario de Justicia, comisionado residente en Washington y abogado. Tuvo que el Tribunal Supremo darle una clase sobre la Constitución y sacarlo del cargo.

Jenniffer González, hasta ahora, sigue apostando por revalidar en la comisaría residente en Washington. Aun así, la oposición enfoca su artillería contra ella todo el tiempo, por si acaso le da con dar el brinco. 

Faltan exactamente tres meses para que venza el término de inscripción para aquellos que busquen dirigir los destinos de nuestro país. Los motores se calientan. La calle está dura. La gente espera mucho

Y, especialmente, el país no está para cualquiera.

Otras columnas de Mabel M. Figueroa Pérez

jueves, 5 de diciembre de 2019

El laberinto de Wanda Vázquez

El laberinto de la política activa al que se enfrenta Wanda Vázquez tiene dos bocas de salida: una primaria en el PNP o una candidatura independiente, dice Mabel Figueroa

lunes, 25 de noviembre de 2019

La inseguridad de Wanda Vázquez

Mabel Figueroa Pérez analiza lo que considera la ambigüedad y divagación de la gobernadora ante su posible aspiración a la gobernación

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Mi última conversación con Rullán

Mabel Figueroa Pérez destaca las aportaciones profesionales y humanas del exsecretario de Salud de Puerto Rico

viernes, 25 de octubre de 2019

La disciplina de un “honorable” legislador

Vamos a ver qué significa para el presidente de la Cámara de Representantes, Johnny Méndez, disciplina y honradez, porque lo que es para Guillermo Miranda está más que claro, dice Mabel M. Figueroa Pérez

💬Ver 0 comentarios