Larry Seilhamer

Tribuna Invitada

Por Larry Seilhamer
💬 0

El status es el problema medular

El gobernador Ricardo Rosselló convirtió en ley el pasado 8 de febrero lo que se conocerá como “Ley para la Descolonización Inmediata para Puerto Rico”. Su gestión es una respuesta a su convicción de que el status es el problema medular de Puerto Rico, por lo que debe ser resuelto lo antes posible, apoyado igualmente en la clara expresión de nuestro pueblo en el plebiscito de 2012, donde se rechazó el actual status colonial. 

Durante el debate legislativo del Proyecto del Senado 51, y como era de esperarse, la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) argumentó y le votó en contra a la medida. El Partido Independentista (PIP) igualmente le votó en contra, pero a diferencia del PPD, sus líderes recientemente informaron  en público que participarán en la consulta a celebrarse el 11 de junio para, de una vez y por todas, resolver el longevo problema colonial de la Isla.

Hemos visto cómo algunos exgobernadores del PPD han salido de su retiro para promover su histórica posición inmovilista, y para lograr ese propósito colonialista de tratar de descarrilar el proceso en Washington D.C., y de no lograrlo, abstenerse de participar en el mismo. Estos históricos líderes del inmovilismo insisten en que la posición ideológica que ellos dicen representar no está incluida en la consulta. 

En las vistas públicas conjuntas, celebradas antes de la aprobación de la medida, comparecieron todos estos líderes y se les dio amplia oportunidad de expresarse y presentar sus puntos de vista en torno al contenido de la misma. La queja o planteamiento de estos giraba en torno a que su posición ideológica no fue incluida como una de las alternativas descolonizadoras que resolverán nuestro problema medular. Los líderes legislativos, especialmente el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz, pidieron una y otra vez que le hicieran entrega de dicha posición ideológica así como su definición. Apoyados en múltiples subterfugios, los deponentes que allí representaron al PPD se negaron a entregar dicha definición para que se considerara su inclusión en el proyecto de ley.

No es difícil entender la posición inmovilista del liderato del Partido Popular. No quieren ni pueden definir el Estado Libre Asociado (ELA) Soberano, ELA Mejorado, ELA Desarrollado o cualquier otro título o nombre que le puedan poner porque están conscientes y saben que la definición que le adjudiquen no pasa ni el más sencillo examen de la Constitución de los Estados Unidos de América como opción descolonizadora. Estos líderes continúan en su pretensión de que nuestro pueblo ignore que los informes presidenciales (Task Force) de 2005, 2007 y 2011, claramente indican que esas definiciones fantasiosas del ELA no tienen espacio en la Constitución Federal. Los senadores de ambos partidos nacionales, Ron Wyden (Demócrata) y Lisa Murkowski (Republicana) han coincidido y avalado las conclusiones de dichos informes presidenciales, que a su vez fueron suscritos por administraciones republicanas y demócratas.

La Ley tal y como fue firmada por el gobernador Rosselló incluye la Estadidad y la Independencia/Libre Asociación, como únicas alternativas descolonizadoras  que pueden resolver nuestra infame condición colonial. Esto responde a la directriz de la “Ley Pública Federal 113-76 de 2014”  para la realización de consultas con alternativas de status político que son finales, permanentes, no coloniales y no territoriales. Dicha ley, en su parte pertinente, indica como sigue: “…$2,500,000 is for objective, nonpartisan voter education about, and a plebiscite on, options that would RESOLVE Puerto Rico’s future political Status…” (énfasis suplido).

El PPD y sus líderes volverán con su discurso basado en la confusión y las fantasías para tratar de  engañar a nuestro pueblo y lograr su propósito histórico de que permanezcamos en este limbo colonial que nos ha traído hasta el descalabro fiscal y la división de la familia puertorriqueña que hoy más de la mitad reside en los estados de la Unión.

Nuestro pueblo no se dejará engañar más por esas tácticas inmovilistas que  por definición a ningún lugar nos conducen y saldrá a votar masivamente el 11 de junio próximo por la única opción de unión permanente y la que, sin duda, nos garantiza nuestra ciudadanía, la prosperidad y recuperación económica, la estadidad.

Otras columnas de Larry Seilhamer

jueves, 18 de octubre de 2018

Hay que salvar a Puerto Rico

El senador Larry Seilhamer expone la necesidad de legislar para prepararnos de forma abarcadora ante retos asociados al cambio climatico y defiende el Proyecto del Senado 773, de su autoría

💬Ver 0 comentarios