Luis Vega Ramos

Tribuna invitada

Por Luis Vega Ramos
💬 0

El status es un asunto serio

El proceso de autodeterminación de Puerto Rico no puede estar sujeto a estridencias políticopartidistas. Durante las pasadas semanas, el País ha podido ver como la discusión de uno de los temas más serios que enfrenta Puerto Rico ha sido contaminada por males de antidemocracia, exclusión y oportunismo. 

El P. del S. 51 busca definir la soberanía de forma desigual frente a la estadidad con el único objetivo de excluir a todos los que de una forma u otra, creemos que Puerto Rico debe lograr su autodeterminación mediante la afirmación de su soberanía, y desde ahí pactar un acuerdo de asociación con los Estados Unidos. La poca seriedad hasta ahora en el Senado, solo ha logrado que las delegaciones del Partido Popular Democrático y el Partido Independentista Puertorriqueño le votaran en contra, es decir, no hay consenso para lo que dispone esta legislación. 

Quien diga que en el PPD no hay voluntad para discutir el status se equivoca. En los pasados días, tanto Aníbal Acevedo Vilá, Rafael Hernández Colón, Eduardo Bhatia, José Alfredo Hernández Mayoral y este servidor, hemos sabido delinear estrategias y acordar enmiendas que fueron presentadas en el Senado. Las mismas serán planteadas durante la discusión de la medida en la Cámara de Representantes. 

Ante un proceso excluyente, en donde a los independentistas le definen su independencia y a nosotros, nuestra asociación, no nos queda otra que acudir a los foros pertinentes en Washington DC para denunciar este acto antidemocrático. 

El reclamo del PPD es uno claro, tengan voluntad inclusiva, y permítanos a los populares presentar al Departamento de Justicia de Estados Unidos nuestras definiciones de futuro del Estado Libre Asociado, atemperada al derecho internacional.

Mi compromiso siempre ha sido abogar por una definición de Estado Libre Asociado que aspire al reconocimiento de la soberanía del pueblo de Puerto Rico. No obstante, eso no me lleva a excluir de la discusión ideológica a colegas que crean en otra aspiración del estadolibrismo. 

Por tener ese espíritu de entender que en una negociación válida no siempre una de las partes lo va a ganar todo, es que me siento con total tranquilidad de poder reclamarle al liderato del partido de mayoría, que el proceso plebiscitario que pretenden implementar es abiertamente injusto para todo aquel sector ideológico del País que no abogue o defienda la estadidad.  

El pueblo de Puerto Rico merece el derecho de atender nuestro status con seriedad. La Cámara de Representantes de Johnny Méndez tiene una oportunidad. Acojan nuestras enmiendas y atendamos el asunto con seriedad. 

Otras columnas de Luis Vega Ramos

jueves, 6 de septiembre de 2018

La lección de Cory Booker

El representante Luis Vega Ramos explica lo aprendido de la decisión del senador de “violentar” las reglas del Senado federal para cumplir con su conciencia

jueves, 23 de agosto de 2018

Recuperar el alma del PPD o morir

Luis Vega Ramos plantea que ser Popular era una filosofía de vida, un credo de responsabilidad social, que se ha olvidado hoy, cuando al PPD no se le siente el alma

💬Ver 0 comentarios