Anthony Carrillo

Tribuna Invitada

Por Anthony Carrillo
💬 0

El sueño de King y la igualdad para Puerto Rico

Hoy 15 de enero, los puertorriqueños disfrutarán este feriado, la gran mayoría aun sin energía eléctrica, otros en la playa o en familia.  El trasfondo de dicha celebración debería ser motivo de reflexión profunda para todos: es el natalicio del Dr. Martin Luther King Jr.  El Dr. King se hizo famoso en la historia por liderar el movimiento de derechos civiles en los Estados Unidos y luchar en contra del discrimen hacia la comunidad afroamericana. Hace sobre 45 años, el 28 de agosto de 1963, el activista afroamericano de los derechos civiles  pronunció en Washington D.C. su famoso discurso “I have a Dream” ("Tengo un sueño") ante un público de sobre 250,000 personas y donde plasmó su visión de una sociedad sin barreras raciales. 

El Dr. King nos enseñó con su lucha que no hay obstáculo que no se pueda vencer cuando existe un movimiento organizado de base (grassroots) con propósito para ejercer presión a las estructuras gubernamentales y lograr el cambio. 

Su marcha icónica en Washington es considerada una de las más grandes manifestaciones en la historia de Estados Unidos  en el movimiento por los derechos civiles. La estrategia de King era sencilla: la “rebelión suave”. Con manifestaciones, sentadas y acciones de boicot rompió paradigmas y buscó proveer libertad y derechos a un sector de la sociedad discriminado y oprimido. 

El movimiento liderado por King, ganador del Premio Nobel, logró, entre otros, la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohibía el discrimen por motivos de raza, color, religión, sexo y origen nacional, y la Ley de Derecho al Voto en 1965.

Por los pasados 118 años y desde 1898 por virtud del Tratado de París, Puerto Rico ha sido posesión-colonia de los Estados Unidos sufriendo de dos males que el Dr. King hubiese condenado de inmediato: la discriminación territorial y la falta de igualdad.

El Sueño del Dr. King se mantiene vivo para Puerto Rico mientras continuemos con un estatus político indigno que solo promueve la injusticia y desigualdad.  No tengo duda de que el Dr. King hubiese favorecido en principio la reciente creación de la Comisión de la Igualdad designada por el gobernador Ricardo Rosselló, que establece la creación de una delegación congresional para continuar la lucha por la igualdad plena para todos los puertorriqueños.

A los críticos del costo de dicho movimiento, el Dr. King les diría que la lucha por la igualdad no tiene precio más allá de la lucha por la dignidad del ser humano como principio inalienable.

El sueño de King y su consejo para los 3.3 millones de ciudadanos americanos en la isla es sencillo: Como yo, no tengan miedo de enfrentar lo que parece una lucha imposible de ganar. Organícense y marchen como yo lo hice, luchen en contra de la discriminación territorial y política, apodérense del Congreso a través del poder cívico, ejerzan presión  y derroten finalmente a los enemigos de la igualdad para Puerto Rico en Washington como yo derroté a los enemigos del discrimen en contra de nuestras comunidades en la década de 1960.

Como dijo el Dr. King en su icónico discurso, “Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo. Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales”.

Es hora de que Puerto Rico tome ejemplo de la lucha y legado del Dr. King y luche sin miedo hasta las últimas consecuencias por la igualdad plena como ciudadanos americanos que solo se alcanzará a través de la estadidad. 

💬Ver 0 comentarios