Luz E. Colón Acevedo

Punto de vista

Por Luz E. Colón Acevedo
💬 0

El trabajador social ante una emergencia sin precedentes

Puerto Rico atraviesa una crisis humanitaria y de salud sin precedentes. A la medida que la pandemia de COVID-19 avanza, las comunidades, personas y familias se afectan física, emocional y económicamente. El precio de las demandas para estar protegidos se impone, minuto a minuto. Los trabajadores sociales comprenden el compromiso de los profesionales de la salud destacados desde los distintos espacios en la primera línea de respuesta. Día a día arriesgamos nuestra propia salud para ayudar y cumplir con las necesidades de otros. Es algo heroico. 

Las crisis del pasado nos han enseñado lecciones importantes. Las acciones del gobierno ante esta nueva emergencia nos obligan a repensar al momento de nuestro voto y la necesidad imperante de una auditoría a nuestro sistema público. El COVID-19 ratifica la importancia de contar con gobiernos representativos, que muestren su compromiso con la ciudadanía. 

Hoy el COVID-19 nos muestra la importancia de los profesionales de la conducta. El rol y enfoque de cada trabajador social es apoyar y servir en la respuesta ante la crisis, dado que tanto los pacientes como participantes o clientes dependen de ello. Los trabajadores sociales en esta línea de respuesta abordan las necesidades sociales críticas y aquellas conductuales que se puedan manifestar, relacionadas con el COVID-19. 

Estamos comprometidos con realizar nuestra parte, por lo que es importante activar planes de continuidad de servicios sociales. Esto garantizará la respuesta satisfactoria y minimizará la mortandad de las minorías, ante la emergencia del COVID-19. 

Otras columnas de Luz E. Colón Acevedo

💬Ver 0 comentarios