Luis Pedraza Leduc

Punto de vista

Por Luis Pedraza Leduc
💬 0

El trabajo y la pandemia

El elemento común en todos los asuntos relacionados con la pandemia es el trabajo como valor social. Los afectados en la cadena crítica de la salubridad y la economía son la fuerza laboral. Quienes nos protegen y nos cuidan la salud son trabajadores y trabajadoras. Quienes nos garantizan la cadena alimentaria son trabajadores y trabajadoras. Y si se quedan en la casa los trabajadores y trabajadoras, la economía no se activa y el capital pierde.

Al discutir cómo se liberan las normas que permitan regresar a una aspirada normalidad se habla de jornada de trabajo, normas de salud y seguridad, licencias especiales y de enfermedad y bonificaciones a sectores esenciales. En fin, hablamos de salario, jornada de trabajo y condiciones de trabajo.

Esos tres asuntos son la esencia del derecho constitucional a la organización sindical y la negociación colectiva. Ejercer este derecho de manera plena y de buena fe entre patronos y trabajadores supone un espacio de participación para lograr acuerdos. La realidad es que ese espacio no existe actualmente.

En Puerto Rico la organización sindical del sector privado es mínima, lo que obliga al gobierno a intervenir para establecer mediante legislación lo que la Constitución delega como derecho a patronos y trabajadores organizados. Y el gobierno, que está influenciado a favor de los patronos, arrastra los pies cuando debe reconocer derechos laborales. Otra cosa es cuando de quitarlos o eliminar derechos se trata.

Es por ello que este gobierno tiene tantos escollos e incapacidad para procesar pagos especiales a contribuyentes, seguro por desempleo o beneficios de alimentación. En Estados Unidos se padece del mismo mal. Mientras aprueban una cantidad millonaria para la clase trabajadora, autorizan cuatro veces esa cantidad a favor de las empresas.

Como parte de la reflexión que nos provoca la cuarentena, pensemos en ese escenario de participación sindical. Pensemos en el reclamo de una renta básica universal de carácter permanente para todo ser humano (adultos e infantes) en lugar de $1,200 por una sola vez para un individuo cuando caemos en crisis. Pensemos en un seguro de salud universal con una infraestructura de proveedores de salud comprometidos con el servicio y no con la ganancia económica. Pensemos cómo garantizar un sistema educativo gratuito desde la escuela primaria hasta grados universitarios. Pensemos en cada reclamo responsable en beneficio de la sociedad que deben hacer los sindicatos.

Pensemos cómo cancelar una deuda que se apropia de los recursos económicos que pueden transformar el país con sistemas de salud, educación y trabajo eficientes. Pensemos. 


Otras columnas de Luis Pedraza Leduc

jueves, 21 de mayo de 2020

El gobierno no es inepto

Cuando buscamos a fondo las deficiencias del gobierno encontramos que se deben a que la mentalidad neoliberal sustituyó los objetivos de servir por la meta de ahorrar, plantea Luis Pedraza Leduc

miércoles, 15 de abril de 2020

Propuesta para el 1ro de Mayo 2020

El 1ro de Mayo nos quedamos en casa, pero no callados. Elevemos nuestra voz para ser solidarios y reconocer a quienes se sacrifican por nosotros, dice Luis Pedraza Leduc

💬Ver 0 comentarios