Jaime Lluch

Tribuna Invitada

Por Jaime Lluch
💬 0

El Valle d’Aosta y Puerto Rico

¿Existen autonomías en el mundo que sean estructuras constitucionales dignas, exitosas, y no coloniales? Todas sabemos que el modelo autonómico que se ha implantado en Puerto Rico desde el 1952 es un ejemplo de pluralismo territorial dentro del sistema político federal (distinto a la federación) que es Estados Unidos, pero desde su inicio adolece de un grado de subordinación (por falta de poderes) tan grande que la mayoría de los puertorriqueños lo encuentran insatisfactorio (54% en el 2012). Pero en el mundo liberal democrático hay decenas de casos de autonomías exitosas que no sufren todos los días un debate existencial sobre su naturaleza colonial, y aprendemos mucho sobre las limitaciones del autonomismo aquí cuando lo comparamos con esas otras autonomías.

Algunas de las autonomías más longevas y más exitosas son las Islas Aaland de Finlandia, el Tirol del Sur en el noreste de Italia, y el Valle d’Aosta en el noroeste de Italia. En esta ocasión vamos a concentrarnos sobre el caso de la Región Autónoma del Valle d’Aosta o Vallée d'Aoste. Es una región con poca población relativo al resto de Italia y en su periferia geográfica. Fue incorporada al Ducado de los Saboya en 1191, ya con derecho al autogobierno, y en 1861 al naciente estado italiano.

Está localizada en los Alpes, cerca del mítico Mont Blanc y de la montaña Matterhorn, y próxima a Francia y Suiza. Se habla francés (sobre todo en la ciudad capital de Aosta), y el Valdôtain, conocido localmente como un patois, que es una mezcla de provenzal y francés, que se habla sobre todo en las zonas montañosas, además del italiano. Desde el 1948, el partido más votado en Valle d’Aosta es la Union Valdôtaine (últimamente en coalición con otros partidos), un partido autonomista muy parecido al PPD nuestro.

Ha tenido que luchar por su autonomía sobre todo en el siglo 20. En la ciudad de Aosta la plaza principal y varias calles tienen el nombre de Émile Chanoux, un patriota autonomista valdostano que fue asesinado por la Gestapo en 1944, un cierto paralelo a nuestro Baldorioty de Castro en el siglo 19.

Lo que distingue la autonomía del Valle d’Aosta frente al ELA es que VdA es uno de los mejores ejemplos de lo que Linz/Stepan y O’Leary llaman una “federacia.” Según Linz/Stepan, la federacia es un modelo constitucional para acomodar la diversidad nacional y lingüística en estados de tradición unitaria pero que son “robustamente multinacionales.” La autonomía del VdA está constitucionalmente garantizada en los Artículos 116/117 de la Constitución Italiana (1948), o sea, su autonomía no puede ser alterada unilateralmente y es vinculante ante el estado central. Goza de un acuerdo de división de poderes y competencias legislativas entre el estado central y la Región que es cuasi-federal y las competencias de la Región han ido aumentando progresivamente. Los ciudadanos de la Región son ciudadanos de primera clase de Italia y hay confianza, participación, voz, y lealtad mutua entre el estado central y la Región. La legislatura del estado central debe de consultar con la Región sobre cualquier legislación que afecte significativamente la Región.

Todo lo cual el Estado Libre Asociado no tiene, desde su inicio.

Otras columnas de Jaime Lluch

viernes, 3 de agosto de 2018

Legitimidad y legalidad

El catedrático Jaime Lluch declara que es importante conocer mejor la variación interna dentro del nacionalismo sub-estatal, qué causa tal variación, y cómo evolucionan a través del tiempo tales orientaciones políticas

viernes, 6 de julio de 2018

Acaparando sueños

El profesor Jaime Lluch plantea la dificultad de movilidad social en los EE.UU. debido a la existencia de una meritocracia hereditaria que beneficia con creces a la clase media alta estadounidense.

💬Ver 0 comentarios