Eduardo Villanueva

Punto de vista

Por Eduardo Villanueva
💬 0

El valor de la mujer todos los días

En el vientre de la mujer, cuando ella quiere y el amor lo permite, ocurre el milagro de la creación. En ese vientre se da el encuentro de un espermatozoide que sobrevivió a millones de otros, que hambrientos buscaban un óvulo para fecundarlo. La violación, fecundarla contra su voluntad es criminal y contra natura. 

Cada mujer en el mundo es única, es hija de su cultura y su nacionalidad. En ambas fuentes, bebe el aprendizaje de cómo se crían los hijos para formar hombres y mujeres para la humanidad. 

Si la mujer se desarrolla al amparo y dentro de una cultura machista, criará hijos machistas. El machismo es una limitación en la concepción de cómo se educa a un ser humano para convivir y socializar con otros seres humanos. 

Nadie es superior a nadie por ser varón, por ser blanco, por ser anglosajón ni por ser protestante o evangélico (WASP), para no abundar en cuáles dioses se respetan o en cuáles se cree. Tampoco se es superior por ser cristiano, musulmán, hindú o budista.

Don Pedro Albizu Campos decía; el día de la raza; que no existen varias razas, solo la raza humana, porque por las venas del hombre y la mujer, lo que corre es sangre roja, sangre humana. Ninguna raza es superior a otra, como ningún sexo es superior a otro. 

Todas las personas que se críen en un ambiente de igualdad, de respeto a la diversidad, de búsqueda por sus padres para educarlos al máximo de su desarrollo, hombre y mujer aprenden a valorar el sexo y genero contrario.  El sistema educativo debe propender a formar la persona para que valore ideológicamente lo que son sus habilidades, las potencias del alma y de la mente, para el servicio de la patria a la que pertenezcan. Todas las grandes civilizaciones del mundo comparten estos principios:  

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros…Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición…” (Ver Declaración Universal de los Derechos Humanos)      

Los hombres desde niños deben ser educados por sus padres hacia el respeto pleno y la valoración de la mujer. Muchos de nuestros jibaros, aunque creían que el hombre tiene que ser fuerte, que no debe llorar, que no debe mostrar sus sentimientos públicamente, que algunas religiones le enseñaban que la mujer está para servir al hombre y el hombre para dirigirla a ella, instintivamente pensaban y sabían otros principios. Sabían que a la mujer se le trata con respeto. Que la intuición femenina es sabia y debe escucharse. Que golpearla es abuso. Que cada hija debía al crecer, encontrar que la pareja que se le uniera, no lamenospreciara en sus potencialidades y sus destrezas de trabajo. Que en la mujer se podía confiar para la formación de los hijos. Algunos enseñaban que el día que sintieran ganas de agredir a una mujer para que respetara, que era mejor romper la relación que los unía y dejarla libre. 

No hay ley penal o civil, que pueda suplir el vacío que se da cuando se desperdicia la ocasión de formar seres humanos, que crean y respeten, los principios que desde el hogar puede y debe enseñarse para la formación de seres humanos plenos, libres de discrimen por sexo. 

(Temas relacionados) Lea: Un brazo roto sin importancia

Marzo 8: Denuncias y protestas 

Otras columnas de Eduardo Villanueva

martes, 31 de marzo de 2020

Wanda y Zugey: el dolor de la verdad

Eduardo Villanueva cuestiona: ¿qué irrita tanto a la gobernadora cuando se le pregunta por el manejo del Departamento de Salud de la pandemia del coronavirus?

martes, 24 de marzo de 2020

Coronavirus: el conflicto y la cooperación

Hay que lograr que la naturaleza encienda el imperio de los sentidos, para que las potencias de la razón se maximicen y no solo la tecnología sea instrumento de uniformidad, dice Eduardo Villanueva

lunes, 2 de marzo de 2020

Despedida a Rafael Cancel Miranda

Don Rafael Cancel Miranda ofrendó su vida plena de valor y sacrificio y su libertad para que la nación puertorriqueña preservara su derecho a ser libre, sostiene Eduardo Villanueva

💬Ver 0 comentarios