Obed Rojas Hoffmann

Tribuna Invitada

Por Obed Rojas Hoffmann
💬 0

En busca de líderes y decisiones valientes

La primera reunión de la Junta de Supervisión Fiscal, sirvió para recordarle al país que somos un territorio no incorporado de los Estados Unidos y que estamos bajo los poderes plenarios del Congreso.

Como educador tengo la responsabilidad de explicar a mis estudiantes las opciones y plataformas de los partidos políticos de cara a los comicios electorales del 8 de noviembre de 2016. Para mi sorpresa, en una lectura exhaustiva del “Plan Estratégico y el Plan para Puerto Rico” fuera de encontrar generalidades y “PROMESAS” ilusorias que no contemplan la realidad fiscal de nuestro país, no hay elementos claros de cuáles serán los ajustes fiscales que le propondrán a la Junta de Supervisión Fiscal los doctores David Bernier o Ricardo Rosselló.

En nuestra realidad fiscal una gran parte del presupuesto del país está destinado a nómina gubernamental, educación, seguridad y salud. En estos “Planes” no hay datos claros de cómo se reducirá el gasto público en estas áreas. Entiendo que esto se debe a que es más fácil ocultar la realidad y evadir a menos de 40 días de las elecciones generales las propuestas de ajustes que realmente hay que tomar para lograr un triunfo electoral.

Por la falta de esta transparencia y la búsqueda de ganar unas elecciones, ninguno de los candidatos viables ha hablado con claridad, al país y mucho menos le han explicado posibles propuestas sensatas pero dolorosas, descansando en que el villano sea la Junta. Nuestra juventud y los trabajadores no se merecen que la Junta de Supervisión Fiscal sea la que tome las decisiones dolorosas, al contrario, necesitamos lideres electos que le hablen con honestidad al país y sometan los ajustes necesarios en cumplimiento con el estatuto federal y evitar que el remedio sea peor que la enfermedad.

Necesitamos un liderato valiente que se atreva a hablar de la posibilidad de reducir la jornada a los empleados gubernamentales para evitar despidos por la Junta, aumento en la matrícula de la Universidad de Puerto Rico para evitar cierres de recintos y hasta la eliminación de agencias gubernamentales que no son necesarias enviando así a sus empleados a lugares donde realmente sean útiles. Esto son temas antipáticos, pero prefiero que nuestros líderes tomen estas decisiones a que la Junta las tome por ellos sin pensar en lo que sería “menos malo” para nuestros servidores públicos y el país.

Empinada está la jalda, pero todavía tenemos tiempo de que nuestros futuros líderes tengan la gesta patriótica de hablarle al país con la verdad y que sean una esperanza real de administración gubernamental. Las “PROMESAS” de estadidad y nuevas mayorías no serán reales mientras estemos sumidos en la crisis económica que nos legaron nuestros pasados gobernantes. Basta ya de las “Promesas electorales” porque la verdadera PROMESA nos puede pasar factura.

💬Ver 0 comentarios