Kenneth McClintock

Tribuna Invitada

Por Kenneth McClintock
💬 0

En el Senado, no todo tiempo pasado fue mejor

Como estudioso de la historia, o “history buff”, me complace que el presidente del Senado Thomas Rivera Schatz haya celebrado, con profundo apego a la historia, el centenario de la sesión senatorial inaugural del 13 de agosto de 1917.

Al pasar revista de acontecimientos como este, suele decirse que “todo tiempo pasado fue mejor”.  Discrepo. Solo quienes no han estudiado la historia osan decir eso casi automáticamente. 

En 1917, el Senado se reunió en las incómodas instalaciones de la Real Intendencia. Hoy, el Senado opera en espacios más apropiados en el Capitolio y en los edificios Martínez Nadal, Barceló, Corrada Del Río y Muñoz Marín.  Como vemos, en términos físicos, todo tiempo pasado no necesariamente fue mejor.

Cuando trabajé en el Capitolio como empleado de verano 43 años atrás, algunos de los más conocidos acusados criminales se paseaban por estos pasillos para visitar a sus abogados, porque era común que muchos legisladores operaban sus bufetes desde aquí, representando a grandes intereses y criminales por igual.  Hoy, las reglas éticas que el presidente Roberto Rexach Benítez impuso en 1993, y que otros hemos fortalecido desde entonces, ya no permiten eso.  Como vemos, en términos éticos, todo tiempo pasado no necesariamente fue mejor.

Cuando en un verano estuve a cargo del equipo cameral que colocaba enmiendas con tiritas de papel en los proyectos que se querían enmendar, jamás pensé que llegaría el día en que se haría un “cut” sin tijeras y un “paste” sin pega para integrar al instante las enmiendas en un llamado “entirillado electrónico”, así que hasta en lo técnico y clerical, todo tiempo pasado no necesariamente fue mejor.

Cuando los miembros del primer Senado se reunieron, no había una sola mujer. Tan solo durante el cuatrienio de mi presidencia nombré la primera y única mujer en presidir una Comisión de Hacienda legislativa, la compañera Migdalia Padilla; la primera mujer en presidir la Comisión de Gobierno, la compañera Lucy Arce; y se eligió la primera y única mujer Portavoz de la Mayoría, la compañera Margarita Nolasco. Nuevamente, en términos de igual oportunidad para la mujer todo tiempo pasado no necesariamente fue mejor.

Aunque de 1917 para acá hay más escuelas y universidades, Puerto Rico, desafortunadamente conoce su historia menos hoy que entonces.  Todavía no tenemos una red de bibliotecas públicas, por un lado, y tenemos escuelas sin señal de internet por el otro, que permitan el estudio de nuestra historia.

A la vez que conmemoramos los sucesos del ayer hechos historia, ayudemos a nuestro pueblo a conocer esa historia que no se conoce hoy.  Esta sesión contribuirá a eso en la medida en que los medios tradicionales y digitales lo reseñen, por lo que agradezco nuevamente la iniciativa del presidente Rivera Schatz y la presencia histórica de tantos compañeros y compañeras que integramos esta institución tan necesaria para Puerto Rico.

Otras columnas de Kenneth McClintock

viernes, 15 de septiembre de 2017

The value of a presidential visit

El exsenador Kenneth McClintock comenta sobre la imporancia de la próxima visita a Puerto Rico del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

martes, 29 de agosto de 2017

Cumbre municipal para la eficiencia

El exsecretario de Estado, Kenneth D. McClintock, señala que este esfuerzo resultará en la aprobación de piezas legislativas que fortalalezcan el CRIM

miércoles, 9 de agosto de 2017

Constitutional Principles Must Prevail

Kenneth D. McClintock, former Puerto Rico Secretary of State, questions if the US Constitution automatically protect local judges from pension cuts

💬Ver 0 comentarios