Mario Pabón Rosario

Perspectiva

Por Mario Pabón Rosario
💬 0

En la AEE, el problema es el ajuste

Recientemente, la Junta de Control Fiscal (JCF) anunció un “pre-acuerdo” para reestructurar la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Como parte de dicho pre-acuerdo, se anunció que se impondría un cargo adicional conocido como “cargo de transición” en la factura.  De entrada, es un problema que tengamos que ver un aumento en el costo de la energía; pero la peor parte, que la JCF no le ha explicado al pueblo, es que dicho aumento podría ser mucho mayor debido al “mecanismo de ajuste” que lo acompaña.

El llamado “cargo de transición” surge al aprobarse la Ley 4-2016, conocida como “Ley de Revitalización de la AEE”. Dicha ley estableció todo el marco jurídico para reestructurar la deuda de la Autoridad mediante un proceso de titulización (securitization). El “cargo de transición” sería una cantidad separada en la factura, a utilizarse exclusivamente para pagar la deuda reestructurada. Luego del acuerdo negociado por Lisa Donahue, dicho cargo iba a ser de 3.10 centavos kV/h.  Al no completarse el proceso de titulización negociado, el cargo nunca se impuso y no sufrimos sus efectos. La propuesta actual es que el cargo sea de 2.636 centavos kV/h durante los primeros 5 años y luego aumente.

El “cargo por transición” conlleva, además, lo que se conoce como “mecanismo de ajuste” (True up).  Dicho mecanismo asegura que el “cargo de transición” siempre cubra todos los costos relacionados con la deuda emitida.  A modo de ejemplo: si el pago mensual de la deuda es de $1 millón, el mecanismo de ajuste requiere que se cobre $1 millón al mes.  Si los 2.636 centavos establecidos no dan para ese propósito, entonces habría que aumentar el cargo hasta que se logre cobrar la cantidad establecida.

Antes de la aprobación de la Ley 4-2016, la casa acreditadora Moody’s había advertido que, en un ambiente de mucha morosidad en los pagos por los abonados, el mecanismo de ajuste podría causar aumentos desmedidos para aquellas personas que si pagan su factura. Moody’s había señalado, además, preocupación con el asunto de la morosidad, ya que cerca del 50% de las cuentas morosas de la AEE son de agencias e instrumentalidades del ELA.  

Nada de eso ha mejorado desde entonces; en todo caso, debido a la presente crisis, ahora es peor. Con la propuesta de la JCF, nos exponemos a un aumento violento en el costo del servicio eléctrico. Pagaremos los responsables por los morosos porque, bajo la propuesta de la JCF, el verdadero problema es el ajuste.

Otras columnas de Mario Pabón Rosario

💬Ver 0 comentarios