Edgar Rodríguez Ríos

Punto de Vista

Por Edgar Rodríguez Ríos
💬 0

En peligro las pymes ante el toque de queda

Próximos a llegar a la octava semana desde el inicio del toque de queda implantado por la gobernadora, uno se pregunta, ¿en qué estado quedarán las empresas medianas y pequeñas en Puerto Rico? ¿Cuántas quedarán operando después de la crisis del coronavirus?

Ciertamente, la preocupación sobre cómo las pymes enfrentarán esta situación no es una solamente local. Todos los países de mundo, desarrollados y subdesarrollados, están enfrentando los problemas relacionados con el obligado cierre del grupo más vulnerable del sector empresarial formal. En la isla, los efectos sobre el desempleo, los ingresos tributarios, el sector informal y el nivel de pobreza podrían ser significativos, tomando en consideración que estas empresas producen el 25% de los empleos totales, constituyen el 95% de las empresas y generan casi la mitad de los empleos en el sector privado.

Existen razones importantes para no ser muy optimistas sobre la evolución de las pymes tras el toque de queda. El columnista Peter R. Orszag, de la revista Bloomberg, sostiene en un artículo reciente que la presente crisis probablemente dejará una economía donde las empresas grandes tendrán una participación significativamente mayor en la generación de empleo e ingreso en comparación el periodo pre-crisis. Primero, es lógico concluir que las pymes tienen una menor capacidad para enfrentar varios meses sin operar debido a la poca liquidez con la que operan, en comparación con las grandes empresas.  Segundo, la diversidad de mercados en los que las empresas grandes operan las hace más resilientes. Tercero, estudios recientes concluyen que el uso de la tecnología ha sido causante de que diversas industrias estén dominadas por cada vez menos empresas. Cuarto, el columnista plantea que, bajo este escenario, es muy probable que las personas se inclinen a buscar trabajo en empresas grandes y establecidas, considerando que así obtienen una mayor estabilidad de empleo.  

Lo que el columnista quiso decir es que, en una crisis de este tipo, las empresas grandes se vuelven más grandes y poderosas. Que el espacio económico ocupado por muchos años por las empresas medianas y pequeñas podría ser parcialmente ocupado por empresas grandes y establecidas, que operan tanto de manera física como a través del internet. Que la posibilidad de que muchas pymes puedan abrir y operar con la misma rentabilidad de antes se reduce cada día. 

Los esfuerzos del gobierno y la comunidad empresarial puertorriqueña deben concentrarse en minimizar este posible resultado por el futuro económico del país. 

Otras columnas de Edgar Rodríguez Ríos

domingo, 12 de abril de 2020

El consenso que necesitamos

El consenso más importante que se debe estar generando se vincula al empleo en el sector manufacturero, comercial y de servicios a partir del anhelado crecimiento de las empresas farmacéuticas y de dispositivos médicos estadounidenses en la isla, dice el profesor Edgar Rodríguez Ríos

domingo, 8 de marzo de 2020

La tolerancia de los puertorriqueños

Las altas expectativas del verano 19 no se han cumplido y persiste la tolerancia ante las deficiencias del gobierno, argumenta Edgar Rodríguez Ríos

💬Ver 0 comentarios