Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

En Puerto Rico hoy es mañana

La imposible y larga tradición de pensar con propósito y con visión de futuros, de errores de posibilidades, se manifiesta mañana en los ciudadanos –los pocos, los muchos– que hagan la travesía a un colegio electoral y se encarguen de encargar lo imposible. Se sabe o se intuye que nada pasa y que nada ha pasado las veces que se ha intentado antes. Se sabe que al menos unos votos se contaran.

Pero esto ha pasado: silencio y silencio, falta de ánimo, carencia de música y de vítores y de canciones, carencia de reuniones y manifestaciones, carencia de palabras, carencia de pasiones. Carencia. Carencias.

La pregunta sería entonces cómo desde la carencia se pretende construir un futuro diferente o igual o parecido. Cómo desde la carencia económica, el cansancio emocional, la carencia material se lograría animar a miles, a decenas de miles, a cientos de miles a una decisión correcta, certera, justa, ansiada, decidida. Cómo se desprende del ánimo y la pena que las almas que se acerquen a votar lo hagan con la mínima alegría de algún futuro construido con astucia y con valor, sin duda de lo escogido, con deseo de lo que vendrá.

No son preguntas innecesarias en estos tiempos en que la congoja se ha posicionado como el sentimiento natural tras condiciones de vida innaturales. Un país que se sostiene con respiración artificial, con ecos de lo que fue y lo que ha sido se va martirizando poco a poco. Confligen las responsabilidades y las culpas propias y las culpas ajenas, y se hace tarde para delinear cuáles son cuáles. Nunca ha sido fácil para muchos la respuesta a esta pregunta que en principio es simple pero que es mucho más complicada de lo que se quiere pensar.

Es todo el futuro lo que se decide, pero no se piensa que en estos momentos se logrará algo con la pregunta y la respuesta que sea. Es que hoy es mañana pero mañana ha sido siempre, y es mucho más triste hoy.

Otras columnas de Félix Jiménez

jueves, 21 de mayo de 2020

Días de fiesta

Aquella maestra nos enseñó que teníamos que deshacernos en los días, descubrir, describir, desvelar, deshacernos de los miedos y que la vida nos recompensaría, recuerda Félix Jiménez

sábado, 9 de mayo de 2020

Carne con carne

La tragedia es la enfermedad, no las papilas gustativas. La tragedia no es que no puedas celebrar tu carne con carne, reflexiona Félix Jiménez

jueves, 23 de abril de 2020

Distanciamiento… y tanto tacto

Félix Jiménez reflexiona sobre la pérdida del ejercicio del sentido del tacto a la que nos ha forzado la pandemia mundial del coronavirus

viernes, 10 de abril de 2020

Paz y ciencia

Félix Jiménez reflexiona sobre los amigos, la paz y el aburrimiento en estos tiempos de pandemia y encierro

💬Ver 0 comentarios