Brian G. Díaz Santiago

Punto de vista

Por Brian G. Díaz Santiago
💬 0

Entre el COVID-19 y la próxima temporada de huracanes

La Universidad del Estado de Colorado recientemente publicó proyecciones del comportamiento de la próxima temporada de huracanes. Colorado State anticipa un comportamiento por encima del promedio debido a que, por el comportamiento del fenómeno del Niño, tengamos temperaturas más calientes en el Océano Atlántico. Lo anterior, según auguran, estaría produciendo alrededor de 16 tormentas tropicales con desarrollo ciclónico y ocho huracanes, de los cuales cuatro serían de categoría 3 o mayor. 

Teniendo la nueva temporada de huracanes a la vuelta de la esquina, Puerto Rico continúa bajo medidas de distanciamiento social severas establecidas mediante orden ejecutiva como herramienta para combatir la propagación del COVID-19. Esto no solo ha alterado nuestras rutinas actuales, sino que también la pregunta sin respuesta de “¿hasta cuándo?”, nos indica que de igual forma alterará nuestra rutina en el futuro cercano. De manera que las actividades relacionadas a atender y prepararnos para una temporada de huracanes más activa de lo normal no son la excepción. 

Los procedimientos de manejo de emergencias inmediatas y de trabajos de recuperación postdesastre requieren inherentemente de algún tipo de interacción interpersonal física que pudiera transgredir las normas establecidas por el distanciamiento social.  

¿Nos hemos preguntado qué pasaría si tocara nuestra tierra otro huracán mientras aún continuamos en distanciamiento social por el coronavirus? ¿Cómo podríamos atender una emergencia que esencialmente requiere colaboración social física? ¿Qué plan tiene nuestro gobierno para anticipar y poder ejecutar en ese escenario? 

Por ejemplo, los medios de comunicación digital, internet y mecanismos de las nuevas tecnologías han sido claves para atender la emergencia del COVID-19. Estos han sido un instrumento efectivo de parte del gobierno para comunicar información oficial. Sin embargo, recordemos que estos medios fueron de los primeros servicios que colapsaron tras el paso del huracán María. ¿Cuál es la estrategia de comunicación alterna? 

Nuestros hospitales y nuestros profesionales médicos han sido héroes en atender los pacientes diagnosticados y sospechosos del virus. Para poder continuar operando, necesitan las instalaciones, recursos e inventario de equipo médico en óptimas condiciones. Sin embargo, recordemos que, de igual forma, luego de María los planes y las logísticas de distribución colapsaron. ¿Contempla esto el plan de distribución de artículos esenciales actualmente? 

La prioridad es salvar las vidas de nuestra gente y asegurar la continuidad de los servicios postdesastre. Puerto Rico cuenta con la fortuna de ser elegible para fondos federales de recuperación y de emergencias. Luego de un desastre, identificar y recibir los fondos es indispensable para recuperarnos. No obstante, no podemos perder de perspectiva que, al igual que los fondos de la aseguradora, son procesos reaccionarios. No existe sustituto para la preparación de estrategias metodológicas para atender un desastre de la naturaleza. Tenemos la gran responsabilidad de prepararnos para cualquier escenario. 

Es indispensable que cada municipio, agencia y entidad vaya estableciendo un Sistema de Comando del Incidente (ICS, por sus siglas en ingles). Además, nuestras agencias deben revisar los planes de manejo de emergencias, planes de evacuación y las estrategias de los primeros respondedores atemperadas a una posible realidad en la cual tendríamos que ejecutar bajo las reglas del distanciamiento social. 

Cuando se trata de salvar vidas, no puede existir el “desvestir a un santo para vestir al otro”. Ahora mismo tenemos la bendición del tiempo. El gobierno, el sector privado y el tercer sector deben anticipar e identificar los recursos necesarios para salvaguardar a todos, ante todo. De igual forma, nuestros ciudadanos deben aportar. No alcanzo a combinar palabras para expresar cuán importante es que continuemos quedándonos en nuestras casas.


Otras columnas de Brian G. Díaz Santiago

martes, 24 de marzo de 2020

COVID-19, “Buy American” y Puerto Rico

No acoger este reclamo permanentemente sería manejar una emergencia con un yugo adicional. El proceso de FEMA toma su tiempo, plantea Brian G. Díaz

martes, 17 de marzo de 2020

Que el COVID-19 no detenga la recuperación

Los municipios tienen cerca de 10 mil proyectos compitiendo por la atención de FEMA. Si no aprovechamos estas dos semanas para adelantar las evaluaciones, los proyectos llegarán al mismo embudo, dice Brian Díaz

💬Ver 0 comentarios