William Félix

Punto de Vista

Por William Félix
💬 0

Entre mareos y terremotos

Nuestra isla ha sido estremecida recientemente con varios terremotos de capacidad destructiva y miles de temblores de menor magnitud.  Además del daño a la estructura y a la psiquis de nuestros hermanos y hermanas, me preocupa que, debido a la frecuencia de estos eventos, veremos un alza en casos de síndrome de sensibilidad vestibular o mareos a temblores.  

Los que tienen esta condición sienten la sensación de movimiento en la tierra aun en ausencia de un terremoto, lo que produce mareos, ansiedad y nauseas entre otros síntomas. Este fenómeno puede atribuirse a uno de dos componentes:  deterioro transitorio del sistema vestibular, o una forma atípica del síndrome de estrés postraumático. Después de escudriñar varios estudios relacionados al tema, entiendo existe una combinación bastante equitativa entre el factor psíquico y vestibular. 

El sistema vestibular está formado por partes del oído interno y del cerebro. Estos procesan la información sensorial relacionada con el control del equilibrio y el movimiento ocular. El equilibrio se define como la habilidad de mantener el centro de gravedad del cuerpo en su base de apoyo. En condiciones normales, permiten el correcto funcionamiento del sistema de equilibrio para percibir el movimiento e identificar la orientación respecto de la gravedad. También ayuda a determinar la dirección y la velocidad del movimiento para realizar ajustes posturales automáticos, mantener la postura y la estabilidad en diferentes situaciones o actividades. El equilibrio se logra gracias a un complejo sistema de control sensoriomotor que incluyen estímulos visuales (vista), propiocepción (tacto) y del sistema vestibular (movimiento, equilibrio, orientación espacial). La integración de todas estas informaciones sensoriales y la respuesta motora de los músculos oculares y del resto del cuerpo.

Sin dejar atrás el componente psiquiátrico (que muy bien responde a la psicoterapia y en algunos casos, medicamentos ansiolíticos por un tiempo determinado) el “síndrome de sensibilidad vestibular a causa de los terremotos” debería ser tratado con terapia vestibular y no solamente con medicamentos anticolinérgicos típicamente usados contra él mareo (Antivert). La rehabilitación vestibular es una modalidad terapéutica que consiste en la aplicación de una serie de técnicas destinadas a recobrar el correcto funcionamiento del sistema del equilibrio. Cuando la función de los diferentes sistemas que permiten mantener la postura y el equilibrio se ve alterada de algún modo, en nuestro caso, por la estimulación excesiva ante los temblores recurrentes, el cerebro tiende a normalizar la situación. Para ello, favorece en gran medida la actividad de aquellos órganos que han sufrido algún daño. En algunos casos también puede sustituir la actividad por diversos mecanismos que pueden agravar los síntomas de mareos y nauseas. Esto es lo que recibe el nombre de compensación central.

La rehabilitación vestibular consiste en una serie de ejercicios cuyo principal objetivo es minimizar los síntomas de mareo y desequilibrios para así disminuir la compensación vestibular. Este tipo de terapia se basa en cuatro pilares fundamentales: rehabilitación del reflejo vestibular-ocular, reeducación del equilibrio dinámico y estático, ejercicios de mantenimientos (ejercicios similares a actividades que el paciente realiza en su día a día, como andar o subir escaleras) y ejercicios de desensibilización (fundamental para que los pacientes se habitúen a aquellas posturas que le generen sensación de inestabilidad o de mareo). 

Este síndrome por lo general remite pronto y responde muy bien a las modalidades terapéuticas y discutidas.  En especial, dada la naturaleza resiliente boricua, la prognosis es excelente. 

Otras columnas de William Félix

jueves, 19 de marzo de 2020

Soy médico, tengo miedo pero no me detengo

Me alienta pensar que no estoy solo. A pesar de todo, puedo dar fe de que mis colegas médicos y yo daremos la batalla hasta el final, cueste lo que nos cueste, escribe William Félix

domingo, 26 de enero de 2020

Vuela alto, mi “Black Mamba”

El doctor William Félix comparte varias anécdotas de sus encuentros próximos con el astro Kobe Bryant

sábado, 25 de enero de 2020

Todo lo que debe saber del nuevo coronavirus

No hay tratamientos específicos para las infecciones por coronavirus y la mayoría de las personas se recuperarán por sí solas. No obstante, de presentar síntomas busque ayuda médica inmediatamente, dice William Félix

miércoles, 22 de enero de 2020

Carta abierta a Wanda Vázquez: Puerto Rico se desangra

Mientras jugamos a la política, nuestros trabajadores de la salud y sobre todo, nuestros pacientes, siguen desangrándose. Está en sus manos detener esta hemorragia, escribe William Félix

💬Ver 0 comentarios