Orville M. Disdier

Tribuna invitada

Por Orville M. Disdier
💬 0

Epidemiología: ¿solo contar?

En ocasiones se ha escuchado, muchas veces en forma de broma, que para desempeñar la epidemiología en Puerto Rico lo único que se necesita es saber contar.  Por supuesto, la epidemiología no es solo contar, pero desafortunadamente, la epidemiología a nivel gubernamental muchas veces tiende a ser algo simplista. 

Por lo general, nuestros sistemas de vigilancia y de registros se centran en la recopilación, manejo de datos y estadísticas descriptivas, más que en el uso de esos datos para la modelización matemática de epidemias.  En Puerto Rico tenemos muy buenos epidemiólogos y tenemos décadas de experiencias sobreviviendo a una gran variedad de patógenos, especialmente aquellos endémicos en zonas tropicales. 

Nosotros, deberíamos ser entonces, los expertos mundiales en cuanto a la epidemiología tropical se trata.  Pero, desafortunadamente, ese no parece ser el caso.  Todos los años se repiten las mismas historias: poca calidad de datos, improvisación y una aparente falta de dirección sobre cómo se debe actuar antes, durante y después de una epidemia.

Entonces, es evidente que nos es culpa de los epidemiólogos, es una falta de dirección gubernamental hacia una cultura avanzada de transparencia y uso de datos.

Tomemos por ejemplo el caso actual de la influenza.  La influenza es endémica en Puerto Rico desde hace décadas.  Tenemos el “laboratorio” ideal para desarrollar los mejores modelos matemáticos y epidemiológicos del mundo, que nos ayuden a prevenir la mayor cantidad de casos y muertes posibles.  Si nuestra epidemiología gubernamental fuera una de avanzada, sabríamos que es muy probable que la cantidad de casos diagnosticados con influenza esté subestimada.  Esto por dos razones principales, asociadas al paso del huracán María: 1) La ausencia de energía eléctrica, sistemas de Internet y telefonía confiables, elementos necesarios para procesar y transmitir información, y 2) Una posible gran cantidad de falsos negativos (en función del uso de pruebas rápidas).  Hay oficinas médicas que llevan meses sin computadoras y operando prácticamente a oscuras. 

Es lógico prever que, luego de un huracán de categoría 4-5, la población tendrá una menor higiene y tendrá menos acceso a servicios médicos por largo tiempo, factores que promueven una transmisión acelerada del patógeno.  Por estas razones es necesario desarrollar sistemas epidemiológicos basados en la subestimación de casos.  Por ejemplo, se han estudiado modelizaciones matemáticas que utilizan las hospitalizaciones por neumonía para estimar los posibles casos de influenza que no están siendo capturados por los sistemas de vigilancia. Pero antes de poder hacer algo similar tenemos que desarrollar sistemas epidemiológicos de avanzada con acceso rápido a datos completos y confiables.

En el Instituto deEstadísticas de Puerto Rico contamos con personal especializado en estadísticas e inclusive con epidemiólogos y expertos en salud pública.  En el Instituto estamos a la disposición del Departamento de Salud de Puerto Rico para comenzar de inmediato a transformar nuestros sistemas epidemiológicos hacia sistemas de avanzada.  Porque todos los epidemiólogos sabemos que la epidemiología es mucho más que contar.

Otras columnas de Orville M. Disdier

miércoles, 23 de mayo de 2018

En ruta a trato igual estadístico

Puerto Rico no es incluido en la mayor parte de los productos estadísticos que el Gobierno de los Estados Unidos produce y publica. Es más, las veces que es incluido en dichos informes estadísticos, muchos datos están ausentes o incluyen una nota que dice algo como “los datos de Puerto Rico no están disponibles debido

💬Ver 0 comentarios