Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Escándalo universitario

Me pregunto si alguien en Hollywood está pensando en llevar a la pantalla la historia de los padres y madres en Estados Unidos que sobornaron, mintieron y manipularon para empujar a sus hijos hacia universidades prestigiosas.

Este drama de deshonra y castigo tiene un protagonista que ideó el plan maestro y luego traicionó a todos los involucrados. Cuenta también con un reparto espectacular integrado por gente talentosa, millonaria y famosa.

Pero, al parecer, todo esto no era suficiente para ellos. Y así, lograr a como diera lugar que sus nenes y nenas asistieran a universidades altamente reconocidas se convirtió en una meta.

Mucho queda por investigar, pero las pruebas presentadas por los fiscales son contundentes. Sobornos, mensajes electrónicos, conversaciones grabadas, hasta discusiones sobre la posibilidad de que se descubriera el fraude... Trece ya han aceptado su culpa.

Una actriz —que demostró su habilidad histriónica al salir sonriendo del tribunal federal— enfrenta ahora 40 años de cárcel.

¿Cárcel? ¡Un momento! Esto definitivamente no figuraba en el guión escrito para esta gente poderosa con sonrisas deslumbrantes y dentaduras perfectas. Pero, bueno, en la vida real los temas se desarrollan a veces con guionistas invitados (el FBI, por ejemplo) que exigen escribir sus propias versiones de un final feliz.

Los acusados aseguran que sus hijos ignoraban todo. Pero un estudiante mintió al señalar que era incapacitado mientras otros posaron en fotos que sostenían la fantasía de proezas atléticas jamás realizadas.

Cómplices o inocentes, los jóvenes enfrentarán las consecuencias de estos actos por el resto de sus vidas. Difícilmente olvidarán que sus padres dudaron de sus habilidades. Y, como si eso no fuera suficiente, la Nube desencadenará todo el cuento a la menor provocación.

Para los acusados el peor castigo es conocer cómo se sienten sus hijos. Y quizás se den cuenta algún día que la meta del fraude era engrandecer sus egos. De haberse preocupado realmente por los muchachos no los hubieran tratado con tanta falta de respeto.

Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 24 de mayo de 2020

El sueño

Ruth Merino relata su afán por obtener hidroxicloroquina para detener un posible contagio de coronavirus, y su decepción ante la negativa del farmacéutico

domingo, 10 de mayo de 2020

Necesitamos transparencia real

Lo que está ocurriendo ahora, en medio de la pandemia, provee algunas pistas que aclaran el panorama en torno a las leyes que impiden la transparencia gubernamental, escribe Ruth Merino

domingo, 26 de abril de 2020

Lección de la pandemia

Si la Madre Tierra pudiera hablar, diría que por favor sigamos refugiados en nuestros hogares, escribe Ruth Merino

domingo, 12 de abril de 2020

Equilibrio y solidaridad en la pandemia

La pandemia pasará, pero no serán olvidadas las lecciones aprendidas durante estos días en que la solidaridad ha surgido como un bien social indispensable, escribe Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios