Orlando Parga

Elecciones 2020

Por Orlando Parga
💬 0

Escapando a la indefensión colonial

El debate sobre la exoneración contributiva bajo la Sección 936 del código federal sigue hoy tan vivo como en la década de los ’90 cuando el Congreso lo eliminó, y ahora enfrentamos otro frenazo por decreto en el Departamento del Tesoro que nos cuesta $1,800 millones de ingreso presupuestario gubernamental. La mordida a la contribución federal del 4% que en 2010 la Administración Fortuño negoció con carácter provisional, sucumbe bajo la presidencia de Donald Trump y su desamor a Puerto Rico.

Esta vez no hay espacio para acusar un gobernador y comisionado residente estadistas de conjura ideológica para favorecer la eliminación de la 936 y, para empeorarlo, este golpetazo viene sin el amortiguador transicional de diez años decretado a finales del siglo XX. Ahora es con fecha cierta de que punto y se acabó, la indefensión colonial en vivo y a todo color.

El secretario del Tesoro Steve Mnuchin no tuvo empacho ante el desastre del huracán, la lentitud de la respuesta federal y recuperación tras María o la desestabilización gubernamental que produjo la renuncia del gobernador el pasado verano; la crisis de Puerto Rico le importó un comino y aprovechó la presentación de la nueva gobernadora Wanda Vázquez en Washington para despepitarle que se acabó el 4%. No conforme con eso, vino él de viaje a visitarnos el mes pasado para reiterarlo en Fortaleza. Si quedaba algún rastro del “pacto bilateral” del ELA, Trump y Mnuchin se lo llevaron enredado en banda.

Esta semana el precandidato popular a la gobernación Eduardo Bhatia, en lugar de rendir, pide cuentas a la gobernadora Vázquez por la inminencia de la pérdida de los $1,800 millones de ingreso gubernamental que se da gracias al esquema colonial que su partido promovió y falseó durante siete décadas; y sin aportar remedios a la grave situación que plantea perder una tercera parte de los ingresos presupuestarios, ataca a la comisionada residente Jenniffer González de supuesta inacción en el Congreso. Esa conducta es sintomática del politiqueo irresponsable que nos tiene donde estamos. En medio de la crisis la mejor campaña electoral no es el ataque demagógico sino la presentación de alternativas para superarla.

El modelo financiado con privilegios de exoneración contributiva y transferencias federales aprobadas por el Congreso es cosa del pasado; tiempo ido que desperdiciaron los que sublimaron el “estadolibrismo” bajo pretensión de nuevo estatus glorificado. Ahora corresponde restructurarnos hacia la descolonización como territorio encaminado hacia la estadidad. Ningún estado de la Unión sufre o muere por el pago de la contribución federal, por lo contrario, comparte la abundancia económica de los que más aportan para de tal forma progresar y adelantar la calidad de vida de sus ciudadanos. Esa es la única escapatoria a la indefensión colonial.

Otras columnas de Orlando Parga

miércoles, 5 de febrero de 2020

La política en tiempos de odio

Puerto Rico tiene muchos problemas por atender y resolver; no nos queda tiempo para los mercaderes del odio político, dice Orlando Parga

miércoles, 15 de enero de 2020

“Mad Men” en Puerto Rico

El manejo de crisis puede ser tanto bendición como maldición para el líder que gobierna: lo invita a crecerse o lo arrastra al abismo, sostiene Orlando Parga

💬Ver 0 comentarios