Héctor M. Pérez Acosta

Punto de vista

Por Héctor M. Pérez Acosta
💬 0

¿Escarmiento para Raúl Maldonado Nieves?

Los intentos de cancelarle las licencias de armas a Raúl Maldonado Nieves, hijo de quien hasta hace poco fue una de las más poderosas figuras de la presente administración, ameritan que le echemos un vistazo al asunto. 

Como consecuencia de la destitución de su padre, Raúl Maldonado Gautier, de todos los puestos gubernamentales que ocupaba, Maldonado Nieves la emprendió contra el señor gobernador en entrevistas radiales y por redes sociales. Empleó palabras soeces en su contra y lo tildó de “corrupto”. Es decir, hizo uso de su libertad de expresión. 

Poco después, se presentó a su residencia una persona, que presumimos es agente de la Policía y le dejó una citación o notificación de investigación, relacionada con las licencias de armas de fuego que posee y su posible cancelación o revocación. 

De la información a la que hemos tenido acceso se observa, a primera vista, la inexistencia de un nexo racional entre la conducta de Maldonado Nieves en la radio y redes sociales y su derecho a tener licencias de armas, que justifique la necesidad apremiante de investigarlo y privarlo de tales licencias. 

Por el contrario, lo que se nota a primera vista es una absoluta arbitrariedad, cobijada bajo el manto de la amplia autoridad que la Ley de la Policía de Puerto Rico le confiere al comisionado Henry Escalera, atentando contra la libertad de expresión de un ciudadano, la cual está protegida por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. 

Es imperativo que las autoridades entiendan, les guste o no, que poseer armas de fuego es un derecho, no un privilegio. La Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos protege el derecho del pueblo a poseer y portar armas. A esos efectos dispone que, ni el gobierno federal de los Estados Unidos ni los gobiernos estatales y locales pueden “infringir el derecho a portar armas.”

Regulado o reglamentado, por ello no deja de ser un derecho. Por lo tanto, no es de fácil, caprichosa y unilateral privación. En fin, Maldonado Nieves cuenta con una excelente representación legal que sabrá hacer valer sus derechos. Lo que debemos preguntarnos es si los demás ciudadanos la podrán tener si les llegara el momento del escarmiento. 



Otras columnas de Héctor M. Pérez Acosta

martes, 13 de agosto de 2019

Todos alertas ante los carjackings

Debemos preguntarnos qué podemos hacer en nuestro carácter personal ante la eventualidad de esta situación. Nuestra vida está en juego

💬Ver 0 comentarios