Randiel Negrón Torres

Punto de vista

Por Randiel Negrón Torres
💬 0

Esclavitud $2.13

Si eres joven trabajador o trabajadora a la vez que estás estudiando, o si simplemente trabajas a tiempo completo en Puerto Rico, es probable que hayas laborado en una de las industrias que más emplea en el país: la industria gastronómica.

Mejor conocida como industria de restaurantes y bares, cuenta con 64,000 personas laborando actualmente. Es la tercera en todo el país y de las que más dinero genera. Es curioso, como mínimo, que también se trata de la industria que menos paga por hora trabajada a su mano de obra: los meseros y meseras cobran $2.13 por hora. Ese es el mínimo federal para aquellas personas que cobran a base de propinas. Para aclarar aún más, la legislación federal establece que cualquier persona que genere $30.00 en propinas en un mes podrá cobrar un salario no menor de $2.13 p/h. 

Dar propina comenzó a extenderse entre la clase alta de Estados Unidos luego de la Guerra Civil. Los esclavos recién liberados llegaban a los estados del norte, donde encontraban trabajos mayormente en hoteles y restaurantes. Los propietarios eludían el pago de un salario embaucando a estos trabajadores con las propinas que ganaban. La esclavitud moderna es un rebrote de la esclavitud en diversas facetas como la explotación laboral, el trabajo forzoso, la prostitución, etc. La explotación laboral puede ir desde recibir un pago inferior al trabajo que se realiza hasta conductas esclavistas contra los trabajadores y trabajadoras. 

En Estados Unidos, en el año 1938, se aprobó la Ley de Normas Justas del Trabajo, que estableció el primer salario mínimo en la historia: 25 centavos por hora. En 1966 se enmienda la ley para que las personas que cobran más de $30 en propinas en un mes pasen a cobrar el 50% del salario mínimo federal. En ese mismo año se aumentaría el mínimo federal a $1.40 p/h. significando que meseros pasarían a cobrar 70 centavos p/h. Hoy, si ajustáramos por inflación, los $30 al mes serían $146.34. En 1996 el gobierno de Estados Unidos aumentó el salario mínimo a $5.15 p/h, pero eliminó la cláusula del 50% y congeló el salario de los meseros en $2.13 p/h. En 2009 se aumenta el mínimo federal a $7.25 p/h pero el $2.13 p/h se quedó igual. Han pasado 28 años. Comienza lo que llamaremos la Esclavitud 2.13. 

Vivimos en la crisis económica más grande en la historia moderna de Puerto Rico. Es importante que entendamos la desproporción salarial de las más de 10,000 personas que trabajan por concepto de propinas. Estos meseros también sufren la crisis económica como cualquier otra persona. Hagan lo que hagan o sacrifiquen lo que sacrifiquen, estas personas dependen de si le dejan la propina o no. No pueden contar con el salario que les paga la empresa en la que laboran. No se observan mejoras en sus condiciones de trabajo; al contrario, es como si fuéramos en un retroceso histórico. Dependen exclusivamente de lo que logren en propinas con su servicio. Son esclavos del salario mínimo. Son esclavos del 2.13. 


Otras columnas de Randiel Negrón Torres

💬Ver 0 comentarios