José Gabriel Martínez Borrás

Punto de vista

Por José Gabriel Martínez Borrás
💬 0

¿Es relevante el G7?

El G7 acaba de reunirse este pasado fin de semana en la ciudad vascofrancesa de Biarritz. La cumbre acontece en un momento en que la política internacional padece de una guerra comercial entre las dos economías más grandes del planeta (China y Estados Unidos), y áreas del globo arden en el Amazonas, África, y Asia. La pregunta sería: ¿Qué pasó en la cumbre y qué sugieren los estados miembros de este grupo?  

El G7 se formó en los años ochenta en medio de grandes cambios que reflejaban el fin del modelo de desarrollo nacional de la posguerra. Estados Unidos (EEUU) pasaba por un proceso de desindustrialización, en transición hacía un modelo de poder financiero. La política monetaria estadounidense subió las tasas de interés atrayendo inversores al dólar, lo que apreció su valor. Así, aumentó su demanda en detrimento del balance comercial, hundiendo las exportaciones norteamericanas a nivel global. El gobierno estadounidense convocó una reunión en lo que aquel entonces se denominaban las economías desarrolladas de Europa occidental y Japón, para coordinar en conjunto políticas monetarias, fiscales y comerciales. 

Debido a que la mayoría del comercio mundial se llevaba a cabo entre las economías desarrolladas, el G7 intentó manejar los desbalances que la desregulación neoliberal del comercio y las finanzas producían. Los EEUU amenazaban con imponer mayor proteccionismo si Alemania y Japón no tomaban medidas favorables al comercio norteamericano. Ya que este mercado era cotizado por ambos, no les quedó más remedio que seguir la línea norteamericana.     

Sin embargo, mucho ha cambiado desde entonces: países del Sur se han integrado al comercio global como competidores en producción y finanzas. El caso más evidente es China, pero también es importante mencionar a la India, Brasil, Rusia y Sudáfrica (conocido en colectivo como los BRICS) con mayor influencia en procesos multilaterales. Lo cual también llevó a un intento de integrar a algunos de los más importantes en el G20, un foro ampliado. 

En el panorama económico y diplomático actual, el G7 parece perder vigencia. Por un lado, el grupo anglosajón (EEUU y el Reino Unido) plantean el Brexit como un hecho, y por otro, Europa occidental y Japón cuestionan la política de la administración del presidente Donald Trump: su salida del acuerdo nuclear iraní, su manejo de la política nuclear norcoreana, y la posible reincorporación de Rusia al grupo. Ello fue acompañado de una declaración vaga en relación a la ayuda que estas naciones proporcionarían a los países conmovidos por los fuegos amazónicos, lo que es una deuda ecológica que tienen con el resto del mundo, por el costo de su industrialización a expensas del Sur.  

Evidentemente, las advertencias de una posible recesión mundial están vaticinadas. La mayoría de los países le señalaron a EEUU el impacto en la economía global de la guerra comercial con China y la implementación de políticas proteccionistas. Sin duda, los cambios estructurales globales desde los orígenes del G7 han incrementado los mercados, pero también la competencia y especulación financiera entre los países, imponiendo políticas que golpean rotundamente a su ciudadanía. El escenario nos plantea preguntarnos si el poderío norteamericano actual puede compararse con aquel que le dio origen al G7 y si es relevante el grupo, ante los cambios globales descritos.

Otras columnas de José Gabriel Martínez Borrás

martes, 8 de octubre de 2019

República Dominicana ante una nueva encrucijada

A pesar de la riqueza producida en los últimos años, la brecha de la desigualdad se ha mantenido y la corrupción ha sido endémica, argumenta José Gabriel Martínez Borrás

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Nuevos giros en la coyuntura venezolana

José Gabriel Martínez Borrás analiza la situación de Venezuela a la luz del impacto de las sanciones estadounidenses y el contexto geopolítico de los hidrocarburos

jueves, 15 de agosto de 2019

¿A dónde se dirige Argentina?

Las recientes primarias en Argentina no auguran nada positivo para la reelección del actual presidente Mauricio Macri.

viernes, 9 de agosto de 2019

Las asambleas de pueblo

José Gabriel Martínez Borrás señala que en Puerto Rico urge una participación y vigilancia constante para que esta profundización democrática alcance todos los niveles que requiere una sociedad libre

💬Ver 0 comentarios