María Eugenia Paredes Despradel
💬 0

Estabilidad emocional para combatir la obesidad

Las personas con obesidad mórbida no solo deben lidiar con las repercusiones que el sobrepeso les genera en su funcionalidad y actividades diarias, sino que también deben enfrentar las consecuencias sobre su salud emocional.  Desde una perspectiva biopsicosocial, la obesidad es una entidad multideterminada. En su desarrollo intervienen factores genéticos, metabólicos, psicológicos, sociales y culturales, e interactúan de manera compleja. 

En Puerto Rico el sobrepeso y la obesidad constituyen un grave problema de salud pública, vinculado una gran variedad de síntomas psicológicos como depresión, baja autoestima, trastornos de la conducta alimentaria y las consecuencias emocionales de ser objeto de discriminación.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas obesas que recurren a programas tradicionales para la pérdida de peso, vuelven a ganar el peso perdido en un periodo de cinco años o menos. Las investigaciones en este campo sustentan que la lucha con el peso es una de toda la vida.

La Asociación Americana de Síndrome Metabólico y Cirugía Bariátrica establece que la cirugía bariátrica es considerada como el mejor método para lograr y mantener la pérdida de peso. Sin embargo, es importante reconocer que el paciente con obesidad que desea someterse a este procedimiento debe estar psicológicamente preparado. De hecho, la evaluación de un profesional de la salud mental es uno de los requisitos que debe cumplir el candidato a esta intervención, y resulta medular que el psicólogo posea las competencias para trabajar con esta población. Además, el paciente deberá ser evaluado por el cirujano bariatra, poseer un índice de masa corporal de 40 o más o de 39 con dos o más condiciones de salud, al tiempo que requiere de una serie de evaluaciones médicas. 

De igual forma, el paciente debe estar emocionalmente estable, reconocer que este procedimiento cambiará su vida, por lo que se requiere de un gran compromiso, responsabilidad y disciplina para lograr el éxito. El apoyo familiar es imprescindible para estos pacientes, al igual que el de los profesionales que intervienen en el proceso.  Es importante, a su vez, que puedan reconocer la necesidad de entender la función de la comida en sus vidas y así lograr redefinirla o sustituirla. 

Por otra parte, los pacientes con obesidad mórbida necesitan desarrollar destrezas de ajuste para iniciar y mantener los cambios conductuales que promuevan hábitos saludables. La actitud del paciente influye en el resultado y éxito de la cirugía, por tanto, una manera de ayudar al paciente es por medio de la terapia psicológica individual y los grupos de apoyo. Estos métodos proporcionan a los pacientes la seguridad de una atención continua y educación antes y después de la operación sobre el procedimiento. También, promueven la adherencia al tratamiento y en el caso de la terapia individual, se monitorea al paciente en caso de que se presente alguna psicopatología. 

Por otro lado, no podemos olvidar que muchos de estos pacientes han sido víctimas de discrimen, producto de una sociedad que mantiene un culto enfermizo hacia la delgadez, y que culpan a las personas con obesidad de su condición. Esto les provoca vergüenza por el cuerpo, profundizan la autocrítica y los sentimientos de inferioridad y minusvalía. En ocasiones estos sentimientos de culpa, vergüenza y autocrítica persisten en los pacientes aún luego de operados y de haber alcanzado un peso saludable, lo que podría repercutir en un aumento de peso no deseado. 

A través del desarrollo de la autocompasión se puede lograr que estos pacientes aprendan a tratarse así mismos con mayor bondad y amabilidad, liberándose de las actitudes negativas internalizadas por el peso, promoviendo una mayor aceptación y un trato amable hacia sí mismos, independientemente de la forma o el tamaño.  

Si usted o un familiar con obesidad severa está pensando en la cirugía bariátrica como una opción de tratamiento, considere desarrollar su capacidad para la autocompasión, pues el aprender a tratarse así mismo con amabilidad, como lo haría con un ser querido le ayudará a obtener mejores resultados y un mayor éxito en su nueva vida. 

Otras columnas de María Eugenia Paredes Despradel

💬Ver 0 comentarios