Emilio Pantojas García

Tribuna Invitada

Por Emilio Pantojas García
💬 0

Estadidad sin gallos o independencia

Espero que quede claro: la estadidad jíbara con gallos, bilingüismo, certamen de Miss Universo y equipo olímpico propios es un mito. Y lo otro, el Estado Libre Asociado (ELA), es la colonia.

Dos grandes mitos puertorriqueños del siglo veinte han sido destruidos en los últimos tres años. La decisión del caso El Pueblo de Puerto Rico vs. Sánchez Valle y la ley Promesa desmitificaron el ELA. Se trata de una colonia cuya soberanía reside en el Congreso que le delegó poderes como lo hace un gobierno estatal a una ciudad. Se revierte al status quo ante: territorio no incorporado para el cual, según el Artículo IV, Sección 3 de la Constitución de los Estados Unidos, el Congreso tiene el poder para disponer y formular todas las leyes y reglas necesarias para el gobierno de los territorios.

Asimismo, la Cámara aprobó el “Farm Bill” 369 a favor y 47 en contra, y en el Senado 87 a favor y 13 en contra.  Como dijo un amigo, los dos senadores y seis o siete congresistas boricuas que se tendrían como estado de la unión no habrían hecho diferencia alguna. Hay que entender que la crisis de la globalización neoliberal trae como una de sus respuestas el nacionalismo neofascista. El supremacismo blanco ha tomado ascendencia en Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump. El bilingüismo, la celebración de la diversidad étnica y cultural y la tolerancia racial son anatema. El “melting pot” está de vuelta, hay que asimilarse a la versión blanca y eurocéntrica de la cultura estadounidense que promueve el inglés como lengua única, el dominio de los “blancos” y del capital.

Así que le llegó la hora a los estadistas para el plan “B”, o el “C” o el “D”. El plan “B”, que ya se sugirió en los medios, plantea que continúen operando las galleras y que sea el gobierno federal el que se encargue de aplicar la prohibición de las peleas de gallos. El plan “C”, sería crear un Ejercito Gallístico Pro Estado 51 #EGPE51 y organizar peleas de gallos clandestinas en Puerto Rico, Kissimmee, Baton Rouge y otras jurisdicciones a ser liberadas del “imperialismo federal”. El plan “D” afirmar la soberanía puertorriqueña de la única manera que puede ser afirmada, la independencia, y así no tener que estar suplicando al Congreso que nos exima la prohibición de peleas de gallos, de las leyes de cabotaje y de afirmar y proclamar nuestra cultura como nos parezca mejor.

El plan “B” fracasará, los federales cerrarán galleras como Eliot Ness cerraba destilerías y bares clandestinos durante la Prohibición. También investigarán con detenimiento de dónde salen los cientos de miles de dólares que corren en efectivo en las galleras. El plan “C” sería heroico pero le veo también pocas probabilidades de éxito. Así que llegó la hora para aquellos estadistas que dicen que de no aceptarnos como estado se pasarían a la independencia. Habrá que decidir: estadidad sin gallos o independencia.


Otras columnas de Emilio Pantojas García

martes, 12 de febrero de 2019

La Universidad desde dentro

El profesor Emilio Pantojas García explica las controversias que rodean la suspensión de la acreditación de recintos de la UPR

jueves, 10 de enero de 2019

Entre “Hamilton” y “Coffin Island”

El profesor Emilio Pantojas comenta dos errores graves ocurridos en el periodo navideño que atribuye a líderes sindicales y empresariales desesperados, faltos de visión y entendimiento

💬Ver 0 comentarios