Silverio Pérez

Punto de vista

Por Silverio Pérez
💬 0

Estar siempre presentes

De pronto, el titular de la noticia del momento nos golpea en el alma con un nuevo episodio de una situación que se ha repetido en otras ocasiones: el olvido del padre o de la madre de un bebé en el asiento de atrás del auto, con un final trágico. Algunos osados echarán culpas al padre, como lo hicieron antes con la doctora a la que le sucedió lo mismo. Se nos hace muy fácil juzgar y echar culpas cuando no se trata de nosotros mismos. Otros, más prudentes, sentirán empatía con el terrible dolor que sentirá en este momento el protagonista del suceso.

Los que hemos asumido la paternidad como nuestra más importante tarea de vida sabemos que para nuestra conciencia nunca es suficiente, siempre nos exigimos más y más respecto a lo que hacemos por los hijos, sin importar la edad que tengan. El cáncer de la culpa nos corroe a la menor falla, y puede destruir vidas y relaciones. Es urgente sanar. Es posible sanar. Pero, por más que trato, se me hace imposible imaginar la tortura emocional que significa para el padre de ese bebé el fardo pesado de la culpa. Mis palabras no pretenden aliviar su dolor, sí entender que su acción es producto de la sociedad en la que vivimos cuya estructura está empotrada en la evasión de la realidad, en la urgencia de lo próximo, en la reproducción constante en nuestras mentes de lo que pudo haber sido y no fue, en el desconecte con el momento presente, cuando es en ese presente el único instante donde ocurre la vida.

La era tecnológica en la que vivimos crea cada día más individuos que viven en una realidad virtual desconectada por completo del momento presente. Esa desconexión del mundo real explica los deslices reveladores y a la larga costosos de un grupo de jóvenes ejecutivos del gobierno en un chat, indiferentes a la posibilidad de que esa burbuja tecnológica en la que vivían pudiera convertirse en real pesadilla. Ese descuido, inmensamente mayor al del padre que tal vez trataba de resolver mentalmente problemas de su trabajo antes de llegar al mismo, tuvo y seguirá teniendo consecuencias trágicas, ya no solo para una familia, sino para todo un pueblo.

Hace tiempo que no comparto con familiares y amigos donde haya niños en que éstos sean parte de la interacción de lo que allí ocurre. Están sumergidos total y absolutamente en las pantallas de sus aparatos digitales, para complacencia de los padres, pues así no molestan. Recuerdo que en mis tiempos la entusiasta participación de los niños en las conversaciones de los adultos se detenía con la frase: “los niños hablan cuando la gallina mea”.

La evasión de la realidad es el mecanismo que esta economía de consumo, y este sistema político donde pensar es subversivo, utiliza para el dominio de masas y el control de los hábitos, emociones y costumbres de los seres humanos. Conectarse con el momento presente, tantas veces podamos, es el reto más grande que tenemos los que pretendemos vivir nuestra propia vida y no la que este sistema nos dicta.

Hace poco, gracias a unos sucesos emocionales que alteraron mi zona cómoda, comencé a practicar ese estar consciente, en el momento presente, con la vida que en ese momento está ocurriendo.

Poco a poco descubro flamboyanes floridos en carreteras por las que transitaba elucubrando proyectos futuros, disfruto de la suavidad de la piel de mi madre cuando me toca cuidarla y no me entretengo en la última notificación de alguna aplicación en mi teléfono móvil, experimento el olor del perfume de mi esposa cuando va a mi lado y no estoy distraído pensando en lo que dejé de hacer en el día. El reto es difícil, casi imposible, sobre todo para un despistado empedernido como yo. Pero estoy comprometido con que cada día viviré más consciente y seré más compasivo con los que, producto del condicionamiento social, se encuentren en situaciones dolorosas como el protagonista de la noticia del momento.

Otras columnas de Silverio Pérez

lunes, 7 de octubre de 2019

Mara sin empatía

Silverio Pérez destaca la falta de empatía de la titular de la Autoridad para el Transporte Marítimo, Mara Pérez, recién relevada de los asuntos vinculados al servicio de lanchas entre las islas municipios y el puerto de Ceiba

lunes, 23 de septiembre de 2019

Pérez Casillas encasillado

Silverio Pérez declara que el exoficial de la Policía fue la cabeza visible del aparato de persecución y violación del derecho a pensar libremente que el estado montó en Puerto Rico

martes, 10 de septiembre de 2019

Estar siempre presentes

Silverio Pérez alude al reto de la paternidad responsable y la necesidad de desligarnos del control de hábitos, emociones y costumbres nocivas que fomenta la economía de consumo en el mundo actual

viernes, 30 de agosto de 2019

¿Quién debe agradecerle a quién?

¿Cuánto se nos debe por las tierras utilizadas para bases militares luego abandonadas? ¿Cuánto por el daño de la decisión de eliminar las empresas 936? ¿Cuánto por usar a nuestras mujeres de conejillos de indias?

💬Ver 0 comentarios