Joel Acevedo

Buscapié

Por Joel Acevedo
💬 0

Estilos de aprendizaje

Las diversas condiciones cognitivas que afectan el enfoque y la atención, y por ende el procesamiento de información, de forma inevitable se reflejan en el aprendizaje. Desde el déficit de atención hasta la dislexia, todas afectan la capacidad de prestar atención.

Debido a estas condiciones, la autoestima se ve trastocada ante la presión escolar y la comparación con los pares.

Ante los retos que los niños enfrentan con los distintos estilos de aprendizaje, que no son congruentes con el sistema tradicional de enseñanza, es necesario que el proceso terapéutico sea prioridad. Así el menor va conociendo sus propias capacidades y, a través de la estimulación cognitiva, desarrolla aquellas áreas en las que presenta deficiencias.

Los estudios en neurociencias cognitivas muestran tres pilares que sostienen las otras destrezas cognitivas. Esas habilidades son: memoria de trabajo, flexibilidad cognitiva y control ejecutivo.

Al desarrollar la memoria de trabajo, el niño ejercitará su capacidad de prestar atención por pequeños lapsos que incrementará según los vaya dominando. Con la flexibilidad cognitiva, el niño desarrollará destrezas de resiliencia, adaptabilidad al cambio y llenará su mente de distintos recursos para lograr los mismos objetivos. En el caso del control ejecutivo, se desarrollan habilidades asociadas a la paciencia, la planificación y el análisis para tomar decisiones.

Estimular estas tres destrezas cognitivas representaría una exposición bien positiva para que el niño logre mayor capacidad de enfoque.

Una visión terapéutica-educativa puede impactar grandemente el desarrollo cognitivo de niños con problemas de aprendizaje. No solo transformaría positivamente la confianza de los menores, sino que la percepción sobre los problemas de aprendizaje cambiaría a una más enfocada al desarrollo, la diversidad y la inclusión.

Hoy día es mejor identificar las habilidades y los estilos de aprendizaje para así potenciar las áreas que requieren mayor esfuerzo.

Otras columnas de Joel Acevedo

💬Ver 0 comentarios