Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

Falta un norte en el fútbol puertorriqueño

Nuestra Selección Nacional de fútbol masculino ha caído en el oscuro sótano de la la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf).

La goleada sufrida por 5-0 ante Guatemala el martes en el Estadio Centroamericano, como parte de la tercera división de la Liga de Naciones de Concacaf, fue otra patada hacia el fondo de nuestra región. Y no hay señales de levantar cabeza.

La caída ha sido estrepitosa; en el 2011 estábamos 108 en el mundo y hoy día ocupamos la 180 de 211 países.

Sin embargo, si hay alguna federación que tiene recursos en este país, es la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF). Cuando el corozaleño Iván Rivera asumió la presidencia de la FPF en el pasado mes de marzo, me comentó en entrevista que esperaba un presupuesto de $8 millones repartidos en los próximos cuatro años. La base de ese presupuesto serían los $1.5 millones que recibe la FPF anualmente por parte de la FIFA para gastos de infraestructura, administrativos y selecciones nacionales.

Me atrevería a decir que todas las federaciones en este país se salivan al escuchar una aportación así anualmente por parte de su contraparte internacional.

Esto le da una mayor responsabilidad a la FPF de frente al país. Me consta que si algo ha mejorado la FPF en los pasados años —desde la presidencia de Eric Labrador y se ve cierta continuidad con Rivera— es la presencia de las selecciones adultas y menores en las competiciones, además de estar activos en partidos amistosos.

Sin embargo, la caída de nivel de la masculina ha sido estrepitosa. No hay manera de esconderlo: Puerto Rico es una de las peores selecciones del mundo y ya sumamos 14 partidos consecutivos —entre amistosos y oficiales— sin conseguir una victoria.

A los que amamos el fútbol en esta isla, es inevitable sentir un poco de vergüenza.

La FPF tiene la responsabilidad de salir ante al país e informar cuál es su plan. Cualquier federación responsable se traza un objetivo concreto y trabaja hacia ello. ¿Subir a la segunda división de la Liga de Naciones en cinco años? ¿Clasificar a la Copa de Oro en diez años? Ahí tienen par de ideas. Y si no se cumplen, a asumir responsabilidades.

Iván Rivera tiene que decirle a toda la comunidad futbolera y al país cuál debe ser el norte de la FPF con esta selección masculina. Sabemos que estamos a años luz de potencias en la Concacaf como Estados Unidos y México, pero en este país tenemos el talento y la infraestructura para, al menos, sobrepasar en el ranking a selecciones como Dominica, Bermuda y Granada.

Basta ya de competir por competir y de rellenar parchos nombrado un seleccionador nacional nuevo cada año.

Iván Rivera, la bola está en tu cancha.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 3 de octubre de 2019

La nueva realidad de los equipos nacionales de Puerto Rico

Previo a la celebración del Americup de baloncesto femenino en Puerto Rico la pasada semana, la capitana de la Selección Nacional, Pamela Rosado, le dijo al colega Jorge Figueroa Loza que le estaba enseñando a la mayoría de sus compañeras a cantar La Borinqueña.

💬Ver 0 comentarios