Luis M. Baquero Rosas

Punto de Vista

Por Luis M. Baquero Rosas
💬 0

Farmacéuticas en Puerto Rico: de la pandemia a la oportunidad

La aparición del coronavirus (COVID-19) en China durante el mes de diciembre de 2019, su esparcimiento a nivel global -que ha llevado a tener casos identificados en todos los continentes del mundo-, los temores que este virus ha causado en las grandes ciudades del mundo y su impacto estimado en aproximadamente 2.7 trillones de dólares en la economía mundial es un gran reto para todos los gobiernos del mundo. Al mismo tiempo, es una oportunidad para la industria farmacéutica localizada en Puerto Rico de insertarse en el manejo de las pandemias en los países con mayor poder económico, como China, India, Corea del Sur, Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil y México y muchos otros. Estos países están dispuestos a invertir millones de dólares para estar preparados para una emergencia de salud de la magnitud que hoy vivimos.  

La industria farmacéutica que está establecida en Puerto Rico desde hace más de sesenta años nos ha convertido en un centro importante de producción de medicamentos líderes protegidos por patentes conocidos como “blockbusters”, medicamentos genéricos que se continúan produciendo luego del vencimiento de sus patentes en formas genéricas y bioequivalentes, así como de dispositivos médicos para el manejo de la sangre, del corazón y equipo para uso en los hospitales y áreas quirúrgicas. Esto nos convierte en un centro de primer nivel para responder a esta crisis mundial. 

Para lograr esto el gobierno de Puerto Rico debe asegurarse de crear una política estratégica para lograr la supervivencia y promoción de negocios de las plantas farmacéuticas y de dispositivos médicos que están en operación. Al presente Puerto Rico tiene importantes operaciones de empresas farmacéuticas globales, incluyendo operaciones de capital proveniente de China, España, Francia, México, Canadá y, por supuesto, primordialmente de Estados Unidos.  

Puerto Rico tiene ante sí una grave crisis mundial, que nos da la oportunidad de presentar a los gobiernos alrededor del mundo las posibilidades de producción farmacéutica de primera calidad en cumplimiento con los más altos estándares. Podemos proveer medicamentos protegidos por patentes, genéricos y bioequivalentes de primera calidad, dispositivos médicos para tener inventario de mascarillas y guantes en sus centros hospitalarios. Además, Puerto Rico ha logrado desarrollar un grupo de empresas de consultoría en la industria farmacéutica a nivel global que estarían trabajando en conjunto con las plantas de medicamentos y dispositivos médicos, en un conglomerado productivo que muy pocos países pueden decir que tienen disponible para responder al COVID-19.

Otras columnas de Luis M. Baquero Rosas

martes, 24 de marzo de 2020

Educación universitaria virtual: una nueva realidad

Urge crear políticas que permitan a todos los estudiantes, profesores, hogares y ciudadanos tener acceso a servicios de telecomunicaciones confiables y asequibles, dice Luis M. Baquero Rosas

jueves, 27 de febrero de 2020

¿Dónde están las escuelas?

Se requiere una visión integral de las escuelas en la sociedad del futuro, que incluya la planificación de las ciudades, plantea Luis Manuel Baquero Rosas

💬Ver 0 comentarios